“Virus” quiere decir “veneno” y si queremos combatir un “veneno” con otro es obvio que el resultado será malo. Hay que desintoxicar. No hay antibióticos para los virus.


Cuentos escritos por Jaime Fiol relacionados al tema:

Download Cuento “HIV POSITIVO” de Jaime Fiol

Download Cuento “El Personaje” de Jaime Fiol

House of Numbers (Casa de los Números) documental, un mundo sin SIDA?

Entrevista a Luc Montagnier

Traducción:

La Historia del Hiv-Sida esta siendo reescrita

Luc Montagnier-Podemos estar expuestos al hiv varias veces sin ser crónicamente afectados.
Nuestro sistema inmune puede deshacerse del virus en unas semanas, si se cuenta con un buen sistema inmunológico.

Entrevistador –Si se tiene un buen sistema inmunológico, el mismo se puede deshacer del hiv?
Luc Montagnier-Si.

Entrevistador –Si se toma a un africano pobre, que fue infectado y se mejora su sistema inmunológico, es posible para él deshacerse del virus?
Luc Montagnier-Pienso que si.

Entrevistador –Eso si que es importante…
Luc Montagnier-Es importante el conocimento, el cual es dejado de lado, la gente siempre piensa en medicinas y una vacuna.

Entrevistador –Pero no hay ganancians en el tema de la nutrición, verdad?
Luc Montagnier-No, no hay ganacia, claro.

Stefan Lanka: El Virus del Sida no existe

VIDEOS CONTRA EL MITO VIH/SIDA

Barcelona, España, 1997, Hassig Hematólogo Suizo, Stephan Lanka, Genetista Alemán, Eduardo Verzini, Nefrólogo Argentino, Jaime Fiol Investigador

Año 1997, Bucaramanga, Colombia durante el Simposio Internacional “SIDA sin HIV”. Kary Mullis (premio Nobel de Química por la PCR -reacción en cadena de la polimerasa) Eduardo Verzini (nefrólogo de La Plata) – Jaime Fiol ( Odontólogo- Criminalista – Investigador)

El terror del SIDA y la corrupción de la ciencia
The contagious, HIV hypothesis of AIDS is the biggest scientific, medical blunder of the 20th
Century. The evidence is overwhelming that AIDS is not contagious, sexually transmitted or
caused by HIV.
Dr David Rasnick1
LA INVENCIÓN DE UNA PLAGA MODERNA
En 1980 el joven científico Michael Gottlieb de la Universidad de California quería utilizar la
nueva técnica para contar las células T en el estudio del sistema inmune. Buscó a pacientes en los
hospitales que sufrían de un sistema inmune deficiente. En abril de 1981 ya había encontrado
cinco hombres sufriendo todos de una neumonia extraña, causada por el microbio Pneumocystis
carinii. Lo raro de esta infección fue que el sistema inmune no era capaz de mantener bajo
control este parásito que existe en casi todos los pulmones de todos los hombres en la tierra. Los
cinco hombres también tenían todos una infección de hongos. Como se esperó, todos tenían un
conteo muy bajo de las células T. Una coincidencia extraordinaria adicional era que todos eran
homosexuales2. Gottlieb se autodeclaró el “descubridor” de este “nuevo” síndrome, que llamó
GRID : Gay Related Immune Deficiency. Lo que ignoró es que los primeros casos de
“deficiencia inmune” se habían observado muchos años antes, en pacientes que habían recibido
transplantaciones de órganos. Para evitar que el órgano extraño se explusara por el sistema
inmune, estos pacientes tenían que tomar drogas que suprimían el sistema inmune, permitiendo
que todo tipo de enfermedades extrañas surgieron.
En junio de 1981 Gottlieb publicó un informe donde concluyó de forma enérgica que GRID era
una “enfermedad adquirido por contacto sexual”. La nueva “epidemia contagiosa” nació en julio
de 1982, cuando el CDC de los EE.UU. la bautizó con un nuevo nombre que no lo redujo más a la
comunidad homosexual : el SIDA3… Los medios de comunicación masivos alimentaron la nueva
histeria. La carátula de Newsweek el 11 de abril de 1983 decía :
El SIDA : La Amenaza de la Salud Pública del Siglo.
El SIDA cayó de perlas para el apárato científico que estaba buscando un virus que podría causar
el cáncer. Después de veinte años de investigación intensiva – de 1960 a 1980 – y muchos billones
de dólares invertidos no fueron capaces de producir la más mínima evidencia que el cáncer se
produce por un retrovirus. Desde este entonces empezaron a buscar el virus que causaba
supuestamente el SIDA. Todas las otras posibles causas fueron declaradas nulas desde el
principio. En mayo de 1983 Luc Montagnier del Instituto Pasteur de Parijs publicó su famoso
artículo en Science : “Isolation of a T-lymphotropic retrovirus from a patient at risk for acquired
immune deficiency syndrome [AIDS]”. Montagnier llama su virus en este artículo LAV :
Lymphadenopathy-Associated Virus, lo que posteriormente fue rebautizado como VIH.
2
En abril de 1984 Robert Gallo del National Cancer Institute patentó el cultivo de células de
Montagnier en los EE.UU. y lo pasó a Abbott Laboratories con el fin de desarrollar la primera
prueba viral.
En 1986 se formó un comité dentro de la National Academy of Sciences de científicos
“prominentes” que se asignaron a ellos mismos la tarea de producir un informe sobre la epidemia
del SIDA para ser remitido al gobierno de los EE.UU.4 De la obra clásica de René Wormser,
Foundations : Their Power and Influence (1958), sabemos que familias poderosas como los
Rockefeller han establecido todo tipo de fundaciones para dirigir el discurso público en beneficio
de sus intereses privados. Estas fundaciones carecen totalmente de altruismo. La National
Academy of Sciences5 es solamente una de las incontables organizaciones que son cofinanciados
por los Rockefeller. Si estas entidades producen un informe, parece que se tratara de un
“documento neutral”, con el fin de defender los intereses públicos. No es cierto. En el informe
Confronting AIDS : Directions for Public Health, Health Care, and Research, publicado en
agosto de 1986, se puede leer :
– “The committee believes that the evidence that HIV causes AIDS is scientifically conclusive”;
– “… it appears likely that future financing of AIDS care will necessarily involve substantial public programs
and funds”;
– “the committee believes that society has an ethical obligation to ensure that all individuals receive adequate
medical care”;
– the committee wanted “to ensure that all persons at risk of infection, seropositive, or already ill could make
provision for or otherwise be assured that their potential health care costs will be covered”;
– Francis called for five major steps to expand the CDC’s authority. First, he wanted the CDC to receive a
special status, making it immune from accountability to the voters. “The United States needs to establish a
separate line of public health authority that allows for accountability, yet is protected from extremist
interference. Perhaps the Federal Reserve is an example to emulate…”6.
Los Rockefeller y sus compinches son muy listos. De antemano sabían que iban a vender esta
droga contra el SIDA muy caro, tratándose de una enfermedad considerada terminal. De
antemano piden al gobierno subsidiarla “por razones éticas”. La “guerra contra el SIDA” cuesta
20 billones de dólares al año al gobierno de los EE.UU.7 Esto es menos que los bancos recibieron
en los últimos años, pero si multiplicamos esta cifra por 25 años se aproxima bastante. Ésto es el
costo real de la subcontratación de la política gubernamental a intereses privados.
En 1987 la “guerra contra el SIDA” empezó a pisar fuerte. La llamada a la guerra fue divulgada
por ONGs y activistas homosexuales8, y por supuesto también en los medios de comunicación
masivos9. Como “arma” se escogió el AZT, un químico peligroso que fue probado como
quimioterapia en los años ’60 pero rechazado por su alta toxicidad. No obstante, fue
reintroducido como “droga contra el SIDA”.
QUÉ ES EL SIDA ?
Ud ha leído y escuchado tantas veces que el SIDA es una enfermedad contagiosa que se
sorprendería de saber que ésto es solamente una hipotesís. La epidemia del SIDA empezó a raíz
del informe de Gottlieb, ratificado por la CDC, que sin ninguna evidencia científica determinó que
3
se trataba de una enfermedad contagiosa. Dr Peter Duesberg, disidente del SIDA de la primera
hora, llama la atención que en el primer informe del establecimiento del SIDA se encuentra otro
factor de riesgo común entre los cinco hombres homosexuales. Todos eran drogadictos :
Buried in Gottlieb’s paper was another common risk factor that linked the five patients much more specifically
than sex : all five had reported the use of recreational drugs, specifically, nitrite inhalants. Sex, being three
billion years old, is not specific to any one group and is hardly a plausible source for a new disease10.
El SIDA es, según el grupo Rethinking AIDS, que cuenta en la actualidad con 2.700 miembros –
entre científicos prestigiosos y dos Premios Nobel – la consecuencia del uso de algunas drogas
ilegales, como poppers y heroina. Los poppers son muy populares dentro de la comunidad gay.
Affordably priced, the principal advantage of poppers was to relax the anal sphincter, reducing pain caused by
repetitive penetration, maintaining erection and intensifying orgasm, all effects of particular interest for
fast-track homosexuals. (…)
Nitrites, the active agents of poppers, are dangerous poisons which cause, amongst other things damage to the
lungs and heart, fungal infections, neurological disorders, genetic mutations, and above all immune deficiencies,
by their action on the bone marrow where blood cells are manufactured.
Once they are in the blood, nitrites convert themselves into nitric oxide and damage the internal walls of the
blood vessels, which explain their implication in cancer of the capillaries such as Karposi’s sarcoma.
The intensive use of various drugs was (and still is) the principal factor in immunodeficiency among male
homosexuals11.
Lo que se entiende como “African AIDS” tiene poco en común con los síntomas clínicos del SIDA
en los EE.UU. y Europa. La carencia de proteinas puede dañar el sistema inmune. La buena
noticia es que se puede recuperar en pocos meses si se vuelve a ingerir una dieta equilibrada12.
Los drogadictos también pueden restablecer su sistema inmune. Dr Lianou del Report Center de
la Universidad de Atenas trató estos pacientes con dosis elevadas de vitamina C en 1989, lo que no
fue apreciado mucho. Este centro se clausuró13. Dr Peter Duesberg concluye que la “guerra
contra la droga” y la “guerra contra el SIDA” se podrían ganar facilmente si se unieran :
The war on drugs could be won by pointing out that drugs cause AIDS and other diseases, just as the war on
tobacco is being won by pointing out that smoking causes emphysema, lung cancer and heart disease. An
unpopular war against drugs would become a popular war against disease14.
LOS POSTULADOS DE ROBERT KOCH
El “debate” entre el establecimiento del SIDA que pretende que el SIDA es una enfermedad
contagiosa, vs. los disidentes del SIDA, que dicen que el SIDA es la consecuencia del uso de
drogas y/o desnutrición, se puede resolver de una forma científica. Robert Koch estableció en el
año 1884 cuatro postulados para determinar si una enfermedad es contagiosa o no. Si el SIDA
fuera realmente contagioso, tendría que llenar los siguientes postulados :
1. En todos los pacientes del SIDA se tiene que encontrar el virus;
2. El virus se tiene que aislar de un paciente y reproducirlo en el laboratorio;
4
3. El virus aislado tiene que causar el SIDA cuando se introduce en un cuerpo hospedero sano;
4. El virus se tiene que aislar de nuevo en este cuerpo hospedero enfermo.
Comprobamos si todos estos postulados son cumplidos :
1. No todos los pacientes de SIDA son VIH-positivo.
Miles de pacientes que sufren de SIDA no son VIH-positivo. Hasta ahí llega el primer
postulado, si queremos mantener en alto la seriedad en la ciencia. Pero la ciencia en la
actualidad improviza bastante :
… the AIDS virus is a new cause of thirty old diseases, including Karposi’s sarcoma, tuberculosis, dementia,
pneumonia, weight loss, diarrhea, leukemia, and twenty-three others. If any of these previously known
diseases now occurs in a patient who has antibodies against HIV, then his or her disease is diagnosed as AIDS
and is blamed on HIV. If the same disease occurs in a patient without HIV-antibodies, his or her disease is
diagnosed by its old name and blamed on conventional chemical or microbial causes. The following
examples illustrate this point :
1. Karposi’s sarcoma + HIV-antibody = AIDS
Karposi’s sarcoma – HIV-antibody = Karposi’s sarcoma
2. Tuberculosis + HIV-antibody = AIDS
Tuberculosis – HIV-antibody = Tuberculosis
3. Dementia + HIV-antibody = AIDS
Dementia – HIV-antibody = dementia15
Para colmo, al virus del SIDA se otorga la “inteligencia” de discriminar entre sus cuerpos
hospederos :
Virtually all diagnoses of Karposi’s sarcoma are made in homosexuals, not in other AIDS risk groups.
Intravenous drug addicts disproportionally suffer from tuberculosis, Haitians from toxoplasmosis, and
hemophiliacs from pneumonias. African AIDS diseases are basically different, manifesting as tuberculosis,
fever, diarrhea, and a slim disease, unlike our wasting syndrome. … No virus could possibly make such
distinctions between its hosts16.
En principio un virus produce una enfermedad en un período que oscila entre 1 día y 3
semanas. En el caso del virus del SIDA este período de incubación se ha prolongado hasta
varios años, lo que es totalmente absurdo17 !
2. El “VIH” nunca se ha aislado; Luc Montagnier no tomó su muestra de un paciente de
SIDA.
El título del artículo de Luc Montagnier es claro : “Isolation of a T-lymphotropic retrovirus
from a patient at risk for acquired immune deficiency syndrome [AIDS]”. Este paciente tenía
5
sus glándulas linfáticas hinchados, pero no sufría de SIDA18! Este solo hecho va en contra de
la esencia del segundo postulado de Koch. La lógica misma requiere que se aisla un posible
parásito de un paciente enfermo de SIDA.
El título del artículo establece también que se ha aislado un retrovirus. Pero esto tampoco es
cierto. En principio, dentro de la investigación científica, se requiere que los estudios se
reproducen en otros laboratorios. En el caso de la investigación de Montagnier ésto se hizo
extremadamente tarde, quince años después – y no se pudo encontrar ningún virus en el
cultivo de células de Montagnier, lo que él finalmente admitió para esta época :
… it took fifteen years for the most obvious control experiments to be carried out, in two laboratories, one
in the United States and the other in France. These two laboratories jointly publised, in Virology, the results
of their electron microscopic studies of the sucrose gradients obtained from the cell cultures supposed to
produce “HIV”. In both cases, the authors observed an abundance of cell debris, without any evidence of
retroviral particles.
At about the same time, Luc Montagnier was interviewed by journalist Djamel Tahi and finally admitted
on videotape that in effect, “HIV” had never been purified in his laboratory19.
Dr Étienne de Harven, el primero que identificó un retrovirus con el microscopio de
electrones en los años ’50, y indudablemente un experto en el asunto, considera que ¡ el “VIH”
es un virus hipotético20 !
3. La sangre de pacientes con SIDA y el “VIH” se inyectaron en chimpansés sin causar el
SIDA.
Diferentes chimpansés fueron inyectados con la sangre de pacientes de SIDA en 1983. En
1984 150 chimpansés fueron contaminados con el “VIH”. Posteriormente, todos estos
chimpansés fueron “VIH-positivo”, pero ni uno solo ha mostrado los síntomas de SIDA21, lo
que impidió siquiera intentar la fase siguiente de los postulados de Koch : aislar el virus en un
animal contagiado enfermo.
De todos modos, podemos analizar lo que pasa con las personas que pertenecen a los
supuestos grupos de riesgo, como el personal médico que trata a los pacientes de SIDA y las
prostitutas.
Doctors who have treated AIDS patients were initially admired by their peers and the press for their courage
to face a fatal, contagious condition for which there was no cure, no drug, and no vaccine. But ten years later
there is not even one case in the scientific literature of a health care worker who ever contracted presumably
infectious AIDS from a patient. Imagine what it would have been like if four hundred thousand cholera,
hepatitis, syphilis, influenza, or rabies patients had been treated by health care workers for ten years without
protection from vaccines and anti-microbial drugs – thousands would have contracted these diseases. This is
exactly why we consider these diseases infectious22.
En un total de 980 prostitutas en Nevada, Paris, Londres y Nuremberg no se encontró una sola
prostituta “VIH-positivo”23.
6
La conclusión es contundente : ni uno solo de los cuatro postulados de Koch se cumple ! Esto
demuestra de forma científica que el SIDA no es una enfermedad contagiosa ! No obstante, sin
dejarse impresionar por la falta de evidencia científica, la “guerra contra el SIDA” empezó bajo el
liderazgo firme y hasta el momento irrevocable de los cazadores de virus…
LA PRUEBA DEL “VIH”
Si el “VIH” no existe, es evidente que la prueba del “VIH” no va a generar ningún resultado
relevante. La prueba del Western Blot reacciona a diez (10) proteinas que son los bloques de
construcción hipotéticos del virus hipotético del VIH.
Una prueba tan absurda se vuelve aún más absurdo cuando resulta que no existe un consenso
internacional de como interpretarla :
… because the lack of an international standard, patients can be diagnosed HIV positive or negative according to
which country they live in. Out of the ten test bands which Western Blot counts, two are sufficient in order to be
judged “positive” and declared infected in Africa. In Great Britain, it would need three; and four in Australia.
More embarrassingly, the tests have such a questionable specificity that the manufacturers themselves state
that they cannot be used to confirm or disprove the presence of “HIV”24.
Por que no es necesario probar positivo en todos los diez proteinas del virus no ha sido aclarado
por nadie del establecimiento del SIDA…
EL PAPEL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA DISEMINACIÓN DEL VIH
We’ll know our disinformation program is complete when everything the American public
believes is false.
William Casey, Director de la CIA
El cómico francés Coluche nos contó una vez que el SIDA se disemina por los medios de
comunicación. Tiene razón, pero no es para reír. Millones de personas se hicieron la prueba de
VIH por recomendación de sus médicos. Por causa de la interminable propaganda, otros incluso
fueron a solicitar a sus médicos, de forma voluntaria, una prueba de VIH. Esta campaña masiva
de pruebas de sangre generó rápidamente frutos para el establecimiento del SIDA. De repente,
millones de personas sanas se volvieron “VIH-positivo”. En este momento, empezó el drama.
El lavado de cerebro por los medios de comunicación es muy efectivo. Todo el mundo ya sabía
de antemano que el SIDA es una enfermedad terminal : VIH = SIDA = MUERTE. Para colmo,
los seropositivos fueron cargados con toda la culpa de la susodicha enfermedad, por consecuencia
de su supuesta vida sexual desenfrenada. Dentro de este contexto sociológico era común que las
personas seropositivas se aislaran de la comunidad. Sin embargo, si no lo hicieron, la sociedad
misma se encargaba de discriminarlos. Es una situación donde siempre pierden. Finalmente, la
autoestima se quiebra. Es una forma de maldición moderna. Los seropositivos son los nuevos
parias. Lo que antes se realizaba a través de las supersticiones, se produce hoy en día a través de
7
los medios de comunicación masivos.
LAS DROGAS QUE MATAN – “SIDA POR PRESCRIPCIÓN MÉDICA”
To combat a fatal disease, it is perfectly acceptable to use drugs slightly more toxic than an
aspirin. AZT is a valuable therapeutic drug.
Joseph Perriens, UN AIDS, Ginebra25
Los seropositivos no hacen preguntas. Están convencidos que van a morir y confian ciegamente
en sus médicos y la ciencia con sus “drogas milagrosas”. Lo que no entienden es que la ciencia se
ha transformado en “ciencia basura” (junk science), y no responde más a sus objetivos originales
humanísticos, estando al servicio casi exclusivo de los grandes intereses privados corporativos.
Lo que el AZT hace es la supresión del sistema inmune26… En personas sanas que tienen la mala
suerte de resultar ser “VIH-positivo” estas drogas producen el SIDA…
El aviso que se encuentra en los frascos de AZT para uso en laboratorio no deja dudas en cuanto a
su contenido tóxico :
Si los pacientes de SIDA ahora mueren menos rápido que al principio de la “epidemia” es porque
la dosis se ha disminuido desde los años ’90s. Esta intoxicación más lenta de las personas
“VIH-positivo” ¡ es también más lucrativo para las grandes empresas farmaceúticas !
LA “EPIDEMIA”
En los EE.UU, desde el año 1985 1 millón de personas son considerados seropositivos. Esto es
0.4 % de la población. Esta cifra ya lleva 25 años de ser constante, lo que demuestra una vez más
– si todavía tenía dudas al respecto – que el SIDA no es una enfermedad contagiosa, ya que según
8
las leyes de Farr el número de personas infectadas tendría que incrementar exponencialmente27.
La campaña de pánico de la OMS no conoce fronteras. En 1999 el UNAIDS pronosticó 310.000
muertes en la India. NACO, una ONG local, se sorprendió tanto de esta cifra que decidió llevar a
cabo su propio estudio. Concluyeron que entre 1986 y 2000 solamente se podría asignar 1.759
muertes a consecuencia del SIDA. Cuando el Ministerio de Salud fue informado de esto, decidió
llevar a cabo otro estudio en la provincia de Manipur, supuestamente la “más afectada”. Resulta
que el porcentaje de seropositivos en esta región no superó el 0.4 %, ligeramente diferente a la
cifra de 18 % que los “expertos” habían previsto28.
En Africa la OMS tiene más éxito con su campaña de terror. Los presupuestos gubernamentales
son mucho más reducidos y las pruebas de VIH son por lo tanto escasos. Para resolver esto la
OMS propuso en el año 1985 unos “criterios clínicos” para determinar el diagnóstico del SIDA.
Como esta conferencia se realizó en Bangui se le llamó a este método sui generis la “definición
Bangui” de SIDA :
The major signs :
– weight loss greater than 10 %
– chronic diarrhea lasting at least one month
– persistent or intermittent fever lasting at least one month
The minor signs :
– persistent cough for at least one month
– generalized itching
– cutaneous herpes
– other chronic and scattered herpes simplex infections
– oro-pharyngeal candida
– lymphadenopathy (swelling of the lymphatic ganglions)
However, the clinical symptoms listed in the “Bangui definition” are so common in tropical medicine as to make
the resulting epidemiological data devoid of any real significance29.
Para colmo, en 1991 la OMS reclasificó la mayoría de los casos de tuberculosis como
consecuencia de la infección con el VIH, lo que aumentó automáticamente y sustancialmente el
número ya considerable de muertes “por causa del VIH”. La incidencia de tuberculosis en estos
países no tiene nada que ver con uno que otro virus, pero es la consecuencia de la pobreza misma30.
Neville Hodgkinson, un periodista de The Sunday Times, quería ver con sus propios ojos la
catástrofe en Africa Central, considerado el “epicentro” de la epidemia del SIDA. Se sorprendió
bastante al ver que la gente le decía que los pueblos fueron despoblados porque la gente fue a
buscar trabajo y comida en las grandes ciudades31.
9
As a Ghanaian doctor, Dr Félix Konotey-Ahulu,
rightly remarked : “Since Africans don’t practice
cremation, if AIDS is killing so many victims, where
are the graves ?”32
Si el SIDA realmente estuviera diezmando la
población de Africa, cómo se podría explicar que
su población ha incrementado de menos de 400
millones de inhabitantes al inicio de la supuesta
epidemia a 682 millones en 200533 ?
En Africa las provisiones de agua potable, comida
balanceada, y instalaciones sanitarias son los
factores más importantes para erradicar lo que se
llama ahora “African AIDS”34. En Africa no se
benefician de la droga contra el SIDA. Esto
solamente mejora la facturación de las empresas
farmaceúticas. Antes en Africa morían de
hambre y desnutrición, ahora aparentemente
mueren de SIDA…
“You will never get these doctors to tell you the truth.
When they get sent to these AIDS conferences around
the world, the per diem they receive is equal to what
they earn in a whole year at home”.
In Uganda, for example, the WHO allotted $6 million
for a single year, 1992-93, whereas all other infectious
diseases combined – barring TB and AIDS – received a
mere $57,00035.
LA REPITICIÓN DE LA HISTORIA
El SIDA no es el primer ejemplo de una epidemia imaginaria. Recopilamos las “epidemias” de
las últimas décadas :
– 1976 : gripa de cerdos en EE.UU.
Millions of people received the vaccine starting in October, although many were not told of the possible side
effects. Soon, reports of hundreds of cases of paralysis began pouring in, ultimately including at least six
hundred cases and seventy-four deaths. … the swine flu epidemic itself never materialized; only the CDC’s
immunization program caused sickness and death36.
– 1994 : virus Hanta
The Hantavirus presumably had jumped species, from mice to American Navaho Indians. But after killing just
a few, the virus made peace with the Indians and apparently retired to its mouse reservoir37.
10
– 1995 : virus Ebola
The deadly killer virus was expected to leave its hidden reservoir in the rain forests of Africa to claim Europe and
the United States. The article in Time magazine was peppered with “CDC sleuths” in space suits and color
electron micrographs of the virus, although the electron microscope cannot take color pictures, and no virus is
colored. … within a month the epidemic had faded away in Africa and not a single Ebola case was reported in
the United States or Europe38.
– 2009 : gripa de cerdos en México
Al igual que en el año 1976 los efectos secundarios de la vacuna eran peligrosos y a veces
letales. En cambio, la corrupción era mucho más grande que la anterior. Fiona Godlee de la
British Medical Journal criticaba en junio 2010 la OMS porque según ella decidió demasiado
rápido la declaratoria de “epidemia”, por recomendación de “expertos” que tenían vínculos
financieros con las grandes empresas farmaceúticas que fabrican vacunas y drogas antivirales.
La facturación de Big Pharma a nivel global se ha estimado entre 7 a 10 billones de dólares.
FOLLOW THE MONEY
Doctors and lawyers are alike in that they both rob you; the difference is that doctors kill you
too.
Anton Chekov
Luc Montagnier y Robert Gallo han ganado buena plata por su patente, la base de la prueba del
“VIH”. Pero los grandes ganadores son por supuesto las grandes empresas farmaceúticas que
vendieron la “droga contra el SIDA”. Se beneficiaron también de que la ONU declaró el 1 de
diciembre como día mundial del SIDA. Luego, la ONU incluyó la reducción del SIDA como una
“prioridad del milenio”. Con este “socio”, ¿ cómo uno no va a hacer buenos negocios ?
La “droga contra el SIDA” es extremadamente cara. Según Maria Papagiannidou un paciente de
SIDA cuesta 35.294 euro por año al estado griego39. Quién paga ? Los contribuyentes griegos,
por supuesto. Y lo mismo aplica en todos los otros estados donde el gobierno cofinancia con el
sistema de seguridad social. Al final del cuento, ¡ todos estamos siendo estafados por las grandes
empresas farmaceúticas !
EL GENOCIDIO
I will give no deadly medicine to any one if asked, nor suggest any such counsel…
Into whatever house I enter, I will go into them for the benefit of the sick, and will abstain from
every voluntary act of mischief and corruption…
The Oath of Hippocrates40
11
Los “VIH-positivos” – incluyendo a mujeres embarazadas, bebés recién nacidos y niños – son
incitados por sus médicos para cometer un suicidio lento al tomar una droga tóxica.
… the scientific establishment has no better way of treating immunodeficient patients other than with
immuno-suppressor molecules, thus aggravating their state of health instead of improving it41.
Dr Étienne de Harven hace una pregunta sencilla al establecimiento del SIDA :
Could you give us the name of one single AIDS patient that has been CURED by any anti-retroviral drugs ?42
Está claro que cada persona que toma esta “droga” tiene que dejar de hacerlo de forma inmediata.
Maria Papagiannidou fue diagnosticada seropositiva en el año 1985, como uno de los primeros
griegos, cuando solamente tenía 20 años de edad. Desde el año 1995, y durante doce años, tomó
todo tipo de “droga contra el SIDA” y vivió un verdadero infierno. Finalmente entendió la verdad
en el año 2007. Sobre su largo sufrimiento con las drogas tóxicas que son prescritos por los
médicos escribió un libro : Goodbye AIDS ! Did it ever exist ?
¿ Cómo conquisté el SIDA ? … Era relativamente sencillo. ¡ Descubrí que estaban
mintiendo !43
Ing. Guy Denutte
12
INTERNET
– English
http://www.rethinkingaids.com (Rethinking AIDS Group, USA)
http://www.theperthgroup.com (Australia)
http://www.hivwave.gr (Greece)
http://www.healtoronto.com (Canada)
http://www.tig.org.za (South Africa)
– Français : http://www.sidasanté.com
– Deutsch : http://www.rethinkingaids.de & http://www.aids-kritik.de
– Español : http://www.plural-21-org
BIBLIOGRAFIA
Culshaw, Rebecca
2007 Science sold out – Does HIV really cause AIDS ?, North Atlantic Books, Berkeley,
California
de Harven, Étienne & Jean-Claude Roussez
2008 Ten lies about AIDS, Trafford Publishing, Victoria, Canada
Deusberg, Peter
1996 Inventing the AIDS virus, Regnery Publishing, Washington
Hippocrates
2008 The Corpus, Kaplan Publishing, New York
Papagiannidou-St Pierre, Maria
2009 Goodbye AIDS ! Did it ever exist ?, Impact Investigative Media Productions, Bristol, UK
Wormser, René
1958 Foundations : Their power and influence, Covenant House Books, 1993, Sevierville, TN
13
NOTAS
1 de Harven, 2008 : 135
2 Deusberg, 1996 : 146-147
3 Duesberg, 1996 : 150
4 Duesberg, 1996 : 364
5 Wormser, 1958 : 64
6 Duesberg, 1996 : 365-369
7 Duesberg, 1996 : 433
8 Duesberg, 1996 : 372-396
9 Duesberg, 1996 : 388-396
10 Duesberg, 1996 : 148
11 de Harven, 2008 : 43-45
12 de Harven, 2008 : 48-49
13 Papagiannidou, 2009 : 102
14 Duesberg, 1996 : 410
15 Duesberg, 1996 : 3-4
16 Duesberg, 1996 : 215
17 Duesberg, 1996 : 195
18 Duesberg, 1996 : 157
19 de Harven, 2008 : 32-33
20 The concentration of the viruses by high-speed centrifugation, the elimination of bacteria and
cell debris by ultra-filtration, and the direct observation of the viral particles with an
electron microscope are the basis of all classic virology and have been crucial in the
confirmation of the viral origin of numerous illnesses.
Seen with an electron microscope, all viruses do not look alike. Their different families
(smallpox, herpes, flu, polio, etc.) all have their own morphology. (…)
When succesful viral purification is indisputably confirmed by electron microscopy, it is then
possible to entrust those samples to biochemists, who can then isolate molecules (proteins,
enzymes, nucleic acids) whose actual viral origin is guaranteed by the purity of the initial sample.
Such molecules could then, and only then, be considered as specific “molecular markers”.
Such rational research steps produced, in the 50s-60s, famous examples in the study of viral
particles associated with certain leukemias, and certain cancers in several types of laboratory
animals, mainly mice and chickens. They mostly concerned RNA viruses, later named “retroviruses”,
a viral family to which the hypothetical “HIV” belongs. (de Harven, 2008 : 26-27)
21 Duesberg, 1996 : 182
22 Duesberg, 1996 : 183
23 de Harven, 2008 : 83
24 de Harven, 2008 : 71
25 New York Times, 25 November 1999
26 de Harven, 2008 : 52-56
14
27 Culshaw, 2007 : 2-3
28 de Harven, 2008 : 111
29 de Harven, 2008 : 75
30 de Harven, 2008 : 93
31 de Harven, 2008 : 117
32 de Harven, 2008 : 117-118
33 cijfers uitgezonderd noord-Afrika, de Harven, 2008 : 141
34 de Harven, 2008 : 152
35 Spin periodista Celia Farber, Duesberg, 1996 : 291
36 Duesberg, 1996 : 145
37 Duesberg, 1996 : 138
38 Duesberg, 1996 : 138
39 Papagiannidou, 2009 : 31
40 Hippocrates, 2008 : 1-2
41 de Harven, 2008 : 58
42 de Harven, 2008 : 140
43 Papagiannidou, 2009 : 51

El rol que nos toca a los disidentes del SIDA

En la definición del SIDA se encuentra implícito el verdadero problema a que se enfrenta la Humanidad: Ante el incremento de la pobreza, de la falta de agua y de la mala alimentación el ser humano adquiere el estado propicio para la enfermedad que se ha dado en llamar SIDA. Se habla de inmunodeficiencia pero se entiende deficiencia como carencia por lo que preferimos hablar de defecto (en más o en menos) en la inmunidad. Entonces, el SIDA es para los ortodoxos “síndrome de inmunodeficiencia adquirido”. Para los disidentes es “síndrome de inmunodefecto adquirido”. De cualquier manera, el SIDA es una terrible realidad a la que deberemos enfrentar y también tratar. Si para los ortodoxos el tratamiento es el cóctel para nosotros es la desintoxicación. Sin dudas, todo un cambio de paradigma. Y como ocurre ante cualquier cambio de paradigma la resistencia es y será cruenta. El reacomodamiento de los intereses en juego dejará un tendal de víctimas. Nuestra misión es preservar valores y seres humanos. Entre los valores que debemos preservar se encuentran los filosóficos y religiosos, el bien común, la igualdad ante Dios y ante la Justicia pero también el sentido común, la credibilidad en las ciencias médicas, el método hipotético-deductivo, lo rescatable de la medicina, el derecho a la educación y a la información entre otras cosas que hoy se mancillan en nombre de “la ciencia”. Entre los seres humanos debemos preservar a quienes opten por no inmolarse en las luchas estériles del cambio inevitable de paradigma.

El cambio de paradigma

Ante la parálisis conceptual de la medicina ortodoxa al no poder comprender la fisiopatología de las enfermedades no relacionadas directamente con un agente causal (parásitos, gérmenes, virus, etc), ante el fracaso de las terapias químicas para tratarlas con éxito, ante la soberbia que promete (generando falsas expectativas) “ustedes hagan lo que quieran con su cuerpo, que nosotros luego los curaremos”, se viene otra concepción de la salud: Frente al fracaso de la medicina en enfermedades como el cáncer, SIDA y autoinmunes debemos modificar la estrategia, en vez de atacar al agente patógeno modifiquemos el terreno para optimizar la prevención y la curación. No Hay alternativas. Históricamente se supo y se sabe (aunque la soberbia médica trató siempre de ocultarlo) que hasta en las terribles pandemias causadas por agentes infecciosos “reales” hubo siempre individuos inmunes. El germen no es todo. Uno de cada cuatro europeos fueron inmunes a la peste negra. ¿Por qué? Porque el terreno de sus organismos no era propicio para el desarrollo del germen. Pero esto no se limita a lo infeccioso. Todos tenemos y desarrollamos anaplasia celular pero de ahí al cáncer clínico hay mucha distancia. No todos hacen cáncer a pesar de tener células malignas en el organismo. El cambio de paradigma es: No importa la enfermedad importa lo que hacemos con nuestro organismo para prevenirla o soportarla. ¿Qué enfermedades? :TODAS. Desde siempre fue necesario un agente patógeno más co-factores (predisponentes). Ahora, el nuevo paradigma dice “si no hay co-factores predisponentes no hay enfermedad o cursa en forma benigna o crónica”. Los disidentes del SIDA somos guardianes de valores y de seres humanos mientras los defensores de las viejas concepciones se pelean con los interesados en lucrar con los beneficios del cambio de paradigma. En general resulta que son los mismos personajes que cruzan de vereda oportunamente. Tendremos muchas batallas perdidas pero hemos ganado la guerra en el mismo momento que pudimos rescatar a un solo ser humano del campo de batalla. Salvar los valores y no arrojar más víctimas a la lucha es nuestro desafío.

Los avances de la medicina

Se habla de clonación, de terapias génicas, de balas mágicas, de diagnósticos anticipativos, etc, etc, etc… Pero en realidad los únicos avances se limitan a la biotecnología. Conceptualmente estamos estancados desde mediados del siglo veinte. Si se hubiera curado UNA SOLA ENFERMEDAD nadie podría en su sano juicio afirmar esto. Pero no se ha curado ninguna enfermedad que no responda a los antibióticos. Esto es un hecho y demuestra por el absurdo que la tan bonita teoría inmunológica podría ser falsa.

Concepto de prevención de enfermedades

No hay otra forma de prevenir enfermedades que alimentarse bien y apropiadamente, dormir ocho horas diarias y ser moderado en todo. Pero se pretende hacer creer que se previenen las enfermedades concurriendo cada seis meses al médico, cada año al dentista y pagando la pre-paga más cara. La salud no se compra. Hoy se confunde diagnóstico con tratamiento y prevención con atención primaria y el caos resultante es tan grande como grande el cambio de paradigma.

SIDA

Negar la controversia, hoy por hoy, es un despropósito. Ya ni siquiera es importante qué es lo que miden en realidad los llamados tests del SIDA, ni si el VIH fue o no aislado, ni si el cóctel es mejor o peor que el mismo SIDA. Hoy se discute el futuro mismo de la ciencia. Las contradicciones en el discurso ortodoxo son tantas y tan evidentes que se corre el riesgo de que la gente (por sentido común) pase a descreer de todo lo que emana de la ciencia. El pensamiento mágico acecha y se alimenta de las contradicciones. La finalidad de la disidencia (y en particular de nuestra Asociación) es ofrecer un ámbito de discusión. Tal vez lleguemos a un consenso. Tal vez rescatemos muchas de las cosas hechas por los ortodoxos en la lucha contra el SIDA pero esto será posible si todos bajamos la Soberbia que nos inhabilita siquiera para discutir (tal es la postura de la ortodoxia). Negarse a discutir es aceptar que se carece de argumentos. Las contradicciones de la hipótesis VIH-SIDA-ETS (al igual que las de las hepatitis transfusionales) son tan enormes que podrían ocasionar el mismo derrumbe de la ciencia.
De acuerdo al derecho que nos otorga el Art. 1 y el Art. 4 de la Ley Nacional del SIDA (23.798, aprobada por decreto 1244 del 1 de julio de 1991) en cuanto a promover la investigación de las causas del SIDA y el derecho a la información respectivamente y teniendo en cuenta que nuestro país conjuntamente con Brasil son los máximos compradores públicos de drogas y reactivos para VIH-SIDA en el mundo (25 % del presupuesto total en Salud) es que formamos está Asociación Civil sin fines de lucro a los efectos de acercarnos a una verdad consensuada con respecto a estas patologías.

FUERA DE CONTROL

El SIDA y la corrupción de las ciencias médicas
Por Celia Farber

Joyce Ann Hafford era una simple madre que vivía sola con su hijo de 13 años, Jermal, en Memphis Tenessee, cuando supo que estaba embarazada de su segundo hijo.
Trabajaba como representante del servicio al cliente, en una compañía llamada CMC Call Center. Su hijo era un buen estudiante, atleta y músico.
En abril de 2003, Hafford, embarazada de cuatro meses, fue incitada por su obstetra a que se hiciera un test de HIV. Ella estuvo de acuerdo, aunque estaba saludable y no tenia razones para pensar que estaba infectada. El test resultó positivo, aunque Hafford se lo hizo una sola vez y ella no sabia que el hecho de estar embarazada puede causar un falso positivo. Su primer pensamiento fue sobre su bebe, que aun no había nacido.
Hafford fue inmediatamente recomendada a un especialista en HIV, el Dr. Edwin Thorpe, que era uno de los principales investigadores, que se encargaba de reclutar pacientes, para una prueba clínica, en el Grupo Medico de La Universidad de Tenessee ; el cual estaba esponsoreado por la División de SIDA (DSIDA)- la rama mas importante en la investigación en HIV, del Instituto Nacional de Salud-.
El objetivo de la prueba, PACTG 1022, era comparar “los limites de las toxicidades del tratamiento” de dos regimenes de drogas anti-HIV. Los núcleos de las drogas comparadas eran nelfinavir (nombre tradicional “viracept”) y nervirapina (nombre tradicional “Viramune”).
A ese régimen, dos drogas fueron añadidas –zidovudina (AZT) y lanivudina (Epivir), en una combinación llamada Combivir.
PACTG 1022 fue una “segura” y eficaz prueba, lo que significa que las mujeres embarazadas, estaban siendo usadas como objeto de investigación, además de que el experimento estaba sondeando los límites de toxicidad soportables.
Dada la creencia reinante sobre la patogénesis del HIV, este tipo de pruebas son bastante comunes, espacialmente después de 1994, cuando la AZT fue aclamada por cortar la frecuencia de transmisión de madre a hijo. El lanzamiento de PACTG 1022, fue reclutar 440 mujeres embarazadas, por toda la nación, de las cuales 15 fueron inscriptas en el grupo Medico de la Universidad de Tenessee.
El plan era derivar a las participantes del estudio, a uno de los dos grupos, en el cual recibirían tres drogas para HIV, comenzando a los diez días de gestación. De las cuatro drogas en este estudio, tres pertenecen, según la FDA, a la categoría “C”, lo que significa que la seguridad de madre a feto, no ha sido establecida adecuadamente.
Joyce Ann Hafford tenía 33 años y había sido siempre saludable. Ella no mostró signos o algo parecido a lo esperable en los casos de HIV. Su cantidad de CD4, que son los linfocitos, usados para indicar cuan fuerte es el sistema inmunológico de una persona, al cual el HIV se cree que corroe lentamente, era normal, y ella se sentía bien.
En junio de 2003, ella estaba inscripta en la prueba y el 18 de junio, tomo su primer dosis de drogas, “enseguida se sintió muy enferma” Describe su hermana más grande, Rubbie King. “Dentro de las 72 horas, tenía un sarpullido bastante feo en toda la cara, manos y brazos. Ese fue el primer signo de que había un problema. Le dije que llamara al doctor y lo hizo, pero sólo le dijeron que se pusiera hidrocortisona en crema. Luego, supe que un sarpullido era una muy mala señal, pero los médicos no se habían manifestado con preocupación cuando se les informó por el sarpullido.
Hafford estuvo en el régimen de drogas durante 38 días, “su salud comenzó a deteriorarse desde el momento en que empezó a tomar las drogas” dice King “estaba todo el tiempo dolorida, constantemente vomitando, hasta que llegó al punto en que lo único que podía hacer era descansar”.
Las hermanas decidieron no decirle nada a su mama, del resultado positivo del test de HIV y de la prueba en si misma. Hafford atribuía su estado de enfermedad al hecho de estar embarazada.
Ella era una persona optimista y estaba convencida de ser una afortunada por estar en esta prueba. Ella me decía,”Nell –así es como me llama-, tengo que atravesar esto. No puedo dejar que mi bebé se infecte del virus”, yo dije “Bueno entiendo eso, pero estas demasiado enferma”. Pero ella nunca expresó temor, porque pensaba que el tratamiento iba a evitar que su bebe se contagiara.Nunca supo que estaba en problemas.
El 16 de julio, para su control, el doctor de Hafford, tomo nota del sarpullido, el cual era “prurítico y móculo papular” también noto que estaba sufriendo hiperpigmentación, así como progresivas nauseas, dolor y vómitos. Su sangre estaba registrada en los análisis del laboratorio, pero a ella nunca le habían hecho una extracción para los exámenes de drogas, de acuerdo con los informes legales del NIH (Instituto Nacional de Salud).
Ocho días después, Hafford fue el Centro Medico Regional, el diagnóstico fue, “totalmente sintomático” con esos documentos legales que se caracterizan incluyendo “ojos amarillos, sed oscurecimiento en los brazos, cansancio y nauseas sin vómitos”. También tenía taquicardia y la respiración dificultosa.
En el laboratorio, anotaron todo y ella fue enviada a casa.
Al día siguiente, 25 de julio, llamaron a Hafford, del laboratorio, porque sus estudios ya habían sido analizados
La admitieron en el UTI (terapia intensiva) del hospital, con “necrosis aguda del hígado, derivado por la toxina de la droga, insuficiencia renal aguda, anemia, septicemia, desprendimiento prematuro de la placenta” y amenaza de “parto prematuro”.
Ella finalmente dejo de tomar las drogas, pero ya estaba perdiendo el conocimiento.
El bebe de Hafford, Starling, fue enviado a la sección “C”, el 29 de julio. Ella fue recuperando el conocimiento, aunque no tanto como para sostenerlo en brazos, pero si sabia que había tenido un niño. “Bromeábamos un poco sobre eso, cuando ella estaba todavía, recuperando el conocimiento en UTI” recuerda Rubbie “yo le dije, tu me decías mucho cuando estabas embarazada, que ese bebe se parecería mucho a mi”.
Las ultimas palabras de Hafford fueron que le pusieran el tubo respiratorio “dijo que el respirador tal vez la ayudaría” recuerda Rubbie, “esa fue la ultima conversación que tuve con mi hermana”
En las primeras horas de primero de agosto, recibieron una llamada del hospital, los doctores habían perdido el pulso de Hafford. Jermal estaba durmiendo, Rubbie despertó a su propia hija y le dijo que no le dijera nada a Jermal todavía. Fueron al hospital, y no habían estado allí ni diez minutos, cuando Joyce Ann murió.

Rubbie, recuerda que en el hospital les dijeron que la lavarían y luego las dejarían sentarse con ella. Recuerda también un doctor que pregunto por sus números de teléfono y murmuro “tu tienes una causa judicial abierta” (esa persona no volvió a aparecer).
No hacia mucho tiempo que estaban sentadas junto al cuerpo de Hafford, cuando apareció un oficial del hospital, que pregunto si querían ejecutar la autopsia “nosotras dijimos que si, que seguramente la haríamos”. El oficial dijo que debíamos pagarla, que costaría tres mil dólares. Dijimos “no tenemos tres mil dólares”. “Mi hermana no tenia ningún seguro de vida ni nada parecido”, cuenta Rubbie, “Ella tenia una cobertura medica del Estado y nosotras ya estábamos preocupadas pensando, cómo íbamos a hacer para juntar el dinero para enterrarla”.
En consecuencia, ninguna autopsia fue hecha.
De cualquier forma hubo una biopsia del hígado que reveló, de acuerdo a lo que DSIDA comunicó, que Hafford había muerto por un daño al hígado, causado por la toxicidad nervirapina.
¿Y qué le dijeron a la familia sobre su muerte?, ¿cómo lo explicaron?
Rubbie insiste cuidadosamente,”nos dijeron cuan segura era la droga, ellos nunca atribuyeron su muerte a la droga en si misma.”
“Dijeron que su enfermedad, el SIDA, debía de haber progresado rápidamente.”
Pero Joyce Ann Hafford nunca tuvo SIDA. “Le dije a mi mama, cuando salíamos de allí esa mañana” recuerda Rubbie “dije, algo está mal, ella dijo “¿Qué quieres decir?, yo dije “por un lado nos dicen que la droga es muy segura, por otro lado, dicen que van a estar observando cuidadosamente a los otros pacientes”. “Si su enfermedad estaba progresando, deberían haberle cambiado la medicación”.
“Supe que algo estaba mal, pero no podía darme cuenta de que era”.
Cuando llegaron a su casa esa mañana, le contaron a Jermal lo ocurrido, “pensé que lloraría el día entero cuando le dijimos” recuerda Rubbie, “mi mama trato de prepararlo, le dijo ‘sabes Jermal, mi mama murió cuando yo era muy joven’. “Pero, el ya estaba devastado, ellos eran como dos arvejas en una vaina, inseparables.”
Mas tarde, Jermal vino muy preocupado por el hecho de, cómo iban a hacer para enterrar a su madre, para lo cual no tenían dinero ni seguro.
La comunidad contribuyó, y Hafford fue enterrada.
“Nunca he podido volver a su tumba desde que se fue” dijo Rubbie.

Rubbie King esta llena de preguntas, incluso si su hermana estaba realmente infectada de HIV[1], También el daño ocasionado en Starling, al cual Rubbie esta cuidando en este momento, junto con Jermal y su propio hijo.
Starling en adicción a las drogas, fue expuesto también a un régimen de suministro de AZT, durante ocho semanas, luego de su nacimiento.
Una de las razones por las que la familia sospechaba que Hafford no había tenido HIV, es que en los expedientes del Hospital de Niños de St. Jude, no aparecían anotaciones medicas de este tipo, y aunque les habían dicho que Starling era ahora negativo, nunca tuvieron evidencia alguna de que había nacido positivo, (todos los bebes nacidos de una madre infectada, nacen con HIV positivo, pero es posible que dentro de los dieciocho meses, se vuelvan HIV negativo).
A la familia de Hafford, nunca le dijeron que ella había muerto por la toxicidad nervirapina. “Nunca dijeron eso, nunca supimos de que había muerto hasta que recibimos el llamado del reportero de AP, John Solomon, que nos mandó el informe”, dijo Rubbie King. “Era mas fácil aceptar que había muerto de una enfermedad letal. Eso era mas creíble”. La familia exigió una suma de diez millones, en el proceso, en contra de los doctores que trataron a Hafford; el Grupo Medico de Tenessee, el Hospital de Niños de St. Jude y Boehringer Ingelhaim, el fabricante de la droga.[2]
Rubbie King hizo un perturbador descubrimiento final, cuando volvió a los informes médicos de Hafford: sumado a que su hermana solo se había hecho una simple prueba de HIV, también encontró que la hoja numero quince del formulario de acuerdo, estaba sin firmar.

El 8 de agosto de 2003, Jonathan Fishbein, quien recientemente había tomado el cargo de la Oficina para Policía en las operaciones de de Investigación Clínica en DSIDA, escribió un e-mail a su jefe, el Director de DSIDA, Ed Tramont, alertándole de que, “ha habido una lesión fulminante al hígado que concluyo en la muerte”, en la prueba de DSIDA, y “parece que probablemente fue nervirapina la culpable”. Dijo que el FDA estaba siendo informado., se estaba refiriendo a Joyce Ann Hafford.
Tramont respondió, “Oh, no podemos hacer nada con los doctores estúpidos”.
Este mail se dio a conocer en diciembre de 2004, cuando el reportero de AP, John Solomon, trajo la noticia de que Fishbein, estaba buscando alguien que lo protegiera, en parte porque se había negado a firmar un documento de un Oficial de NIH, el cual había sido mandado al FDA como un “informe seguro”, que decía que la prueba DSIDA, había aprobado el uso de nervirapina, para mujeres embarazadas. El estudio fue llamado HIVNET 012 y comenzó en Uganda en 1997.
Los comunicados internos de DSIDA revelaron que en el momento de la muerte de Hafford, los doctores sabían que había muerto por la toxicidad de la nervirapina.
La respuesta de Tramont a la sugerencia de Fishbein, de que él había pensado que, la culpa podía ser atribuida a los doctores de Hafford, fue que, eso era lo que el NIH en si mismo había concebido del estudio, como un estudio que probaba “los limites de las toxicidades del tratamiento” de las drogas de HIV, en mujeres embarazadas.
La conclusión del de estudio PACTG 1022 fue publicada en el periódico JSIDA, en julio de 2004, “El estudio fue suspendido”, los autores reportaron “debido a una toxicidad mayor de la esperada, y cambios en la información establecida de nervirapina”.
Dijeron que dentro del grupo de nervirapina “un sujeto desarrollo un fulminante daño al hígado y murió, y otro sujeto desarrollo el Sindrome Stevens-Johnson”.
El Síndrome Stevens-Johnson es una necrolisis epidérmica – una reacción toxica severa que es parecida a una quemadura interna de tercer grado, en la cual la piel se desprende del cuerpo. Otro documento titulado “La Toxicidad Nervirapina en el embarazo: Resultados de PACTG 1022”, pusieron los resultados en documentos con ingeniosos gráficos. Una pequeña ilustración del hígado de Hafford, flotando en una caja, lo que parecía como ironía, después de todo esto. Cuatro de las mujeres en el grupo de nervirapina, desarrollaron toxicidad hepática.
Contrariamente a Terri Schiavo que pereció en su año numero cuarenta, de un persistente estado vegetativo, y la Nación, en su momento, había lanzado una clásica opera moral Americana, sobre la santidad e la vida, la historia de Joyce Ann Hafford, sólo hizo una veloz aparición –acompañada de una foto, en la que estaba sosteniendo una rosa roja-, en un articulo escrito por el reportero de AP, John Solomon. Pero luego, surgió un coro condenando, a aquellos que habían provocado la muerte de Hafford y a la controversia de HIVNET con nervirapina,- ya que ellos la habían propuesto para la industria del SIDA como una droga que “salva la vida” y una herramienta muy importante, para combatir el HIV en el Tercer Mundo-.
La recientemente llamada comunidad activista del SIDA, se lanzó como pajaritos cucú, de los relojes antiguos a la hora señalada, para afirmar la catequesis constante del SIDA: las drogas para el SIDA salvan vidas. Sugieren por otro lado, que se ponen en peligro un millón de bebes Africanos.
Principalmente eran organizaciones como la Fundación Pediátrica de SIDA Elizabeth Glaser, quienes alabaron la importancia de la nervirapina. Los defensores de la nervirapina de la Fundación Elizabeth Glaser, aparentemente no se cruzaron con algún medio masivo que supiera o le diera importancia, al hecho de que, la organización había recibido un millón del fabricante de la nervirapina, Boehringer Ingelhaim, en el año 2000.[3] Esto no fue un escándalo, simplemente parte del panorama.
Las compañías Farmacéuticas consolidan organizaciones de SIDA, las cuales están siendo criticadas por la pregunta de cuántas vidas realmente salvan sus drogas. Esta vez, las organizaciones de SIDA, fueron reunidas por nada menos que el Caballo Blanco, el cual estaba en el medio de la promoción del programa más importante, para que este disponible la nervirapina en África.[4]
América es un lugar donde extrañamente la gente dice: Basta. Cosas extremas y sobrenaturales pasan todo el tiempo, y nadie parece saber como hacer para poner el freno. En esta muscular, era del “poder-hacer”, estamos particularmente inclinados a la seducción de la industria farmacéutica, la cual ha vendido exitosamente su, siempre creciente arsenal de drogas, como lo mas novedoso en América. La palabra clave es “accesible”, lo cual tiene la desventaja de circular la pregunta de cuánto realmente funcionan las drogas, obviando completamente la pregunta de si son siempre, efectivamente seguras.
Esta situación ha tenido particularmente trágicas ramificaciones, en el borde entre los americanos que tienen un buen seguro medico, que son generalmente los que consumen buenos fármacos, y aquellos sin seguro, algunos de los cuales consiguen drogas “gratuitas”, pero que poseen un significante aviso: Están sujetas a experimentaciones.
Aquellas personas conocidas en la industria como, “reclutados”, son conseguidas por los doctores directamente de clínicas, o también desde Internet, por la Industria farmacéutica y las pruebas clínicas del gobierno, que aparecen en la web, miles de lo cuales han aparecido recientemente por toda la nación y alrededor del mundo. Este tipo de estudios, ayudan a mantener cuidadosamente la industria cultivando la imagen de que, les importa la caridad y el progreso, mientras al mismo tiempo alimentan la fabricación de la industria experimental, de las cuales emergen las nuevas y destructivas drogas. “Yo los llamo como lo que son: experimentos humanos”, dice Vera Hassner Sharav, de la Alianza por la Protección de los Derechos Humanos de la ciudad de New York. “¿Qué ha pasado durante los últimos diez a quince años, están pensados realmente los avances de la medicina, para el cuidado del paciente en las pruebas clínicas, las cuáles son recientemente una enorme industria ? Todos se preocupan, excepto los sujetos, en hacer plata con esto, como una cadena que se alimenta. En el centro de todo esto está el NIH, el cual cuidadosamente, mientras la gente no este mirando, sigue urgiendo y volviéndose el compañero de la industria.”
En junio de 2004, La Industria Nacional de la Salud había registrado, 10.906, pruebas médicas en 90 países. La magnitud de estas pruebas, las cuales abarcaban mas de 10.000 personas para un simple estudio, crearon un gran mercado de participantes para pruebas, los cuales estaban motivados por diferentes factores, en diferentes sociedades, pero generalmente, por alguna combinación entre, la promesa de un mejor cuidado para su salud, cuidado prenatal, libre “acceso” a las drogas, y también –espacialmente en Estados Unidos- remuneración en efectivo.
Los doctores que participan, cuyos sus ingresos obtenidos por los tratamientos referentes al “cuidado del paciente”, han estado disminuyendo durante los años recientes por las restricciones de las compañías de seguros, complementan sus ingresos reclutando pacientes.

El dr. Jonathan Fishbein, difícilmente sea un agitador. Pero es un apasionado defensor de “la buena práctica clínica”, o GCP, un conjunto de normas internacionales que fueron adoptadas en 1996, cuando las “pruebas médicas” eran una novedad.
La guía del GCP establece: “De acuerdo con estas reglas, se provee garantía publica de que los derechos, seguridad, y el buen trato de los sujetos sometidos a las pruebas, están protegidos, conforme con los principios de sus orígenes en la Declaración de Helsinki, y que las pruebas clínicas constan, son creíbles”.
Durante la primera década de su llegada a DSIDA, Fishbein había supervisado y consultado a miles de pruebas médicas para las compañías farmacéuticas. Fishbein, sabia, antes de tomar el cargo como director de la Oficina de Policía en las Operaciones de Investigación Clínicas, en DSIDA, que había un problemático estudio atormentando a toda la división entera.
Se suponía que nadie debía hablar de ello, pero se presentía en el aire. “Algo sobre Uganda, eso era todo lo que sabia”, dijo. Había una prueba instalada allí, una gran prueba, que había estado plagada de “problemas”, y había, también muchas habladurías sobre un empleado particular conectado con esa prueba que debería ser castigado. Luego, él descubrió, cuán grave era la situación. “el caso HIVNET”, recuerda Fishbein, “me golpeo como una ráfaga de fuego, cuando entre allí”.
La posición de Fishbein era reciente, “sonaba como una posición muy importante”, dijo “Yo estaba para supervisar el manejo de la policía en todas las operaciones de investigación clínicas, aquí y en el extranjero.” Le dijeron que tendría autoridad sobre las pruebas individuales. Eso fue antes de que Fishbein se diera cuenta de que, estaba, en efecto, tomando un trabajo que era el equivalente a pilotear un avión que ya había despegado. “Ellos tenían todas las pruebas andando, y miles de millones de dólares, circulando cada año, pero aparentemente no había ninguno allí, que tuviera una posición importante, alguien que realmente tuviera competencia clínica. –Que conociese todos los matices, reglas y regularidades en el trabajo de día a día de las pruebas clínicas-“.
DSIDA, cuando Fishbein comenzó a trabajar allí, en el 2003, DSIDA, contaba con 400 pruebas experimentales, en Estados Unidos y el extranjero.
Una funcionaria del proyecto DSIDA, cercana al estudio HIVNET, cerró la puerta cuando tuvo su primer encuentro con Fishbein. Ella también había trabajado en el sector privado, entonces, como Fishbein compartía la desilusión de cuanto mas pésima y caótica era la cultura de investigación dentro del Gobierno y la industria. “Estoy realmente asustada de las cosas que pasan aquí”, ella le dijo, “realmente necesitamos a alguien”. Esta funcionaria del proyecto, quien por su propia seguridad, no puede ser nombrada, le contó a Fishbein que, las secciones del estudio en África –HIVNET 012- habían sido corroídas por problemas y carecían completamente de normas reguladoras. Le dijo a Fishbein que los investigadores de las pruebas estaban totalmente “fuera de control”, y que no había ninguna supervisión sobre ellos, ni nadie que tuviese la inclinación, o la autoridad para adherirlos a reglas seguras.
¿Qué aprendió subsecuentemente Fishbein, enredándose en una misteriosa historia, con ciertos ecos del cuento de John Le Carre “”El jardinero constante”?

Para nuestros propósitos la historia de nervirepina comienza en 1996, cuando la gran farmacéutica Alemana, Boehringer Ingelhaim,la aplico para una aprobación de la droga, en Canadá. La droga había sido desarrollada, al principio de los 90’, cuando fue el boom de las nuevas drogas para HIV. Canadá rechazo la nervirapina dos veces, una en 1996, y luego en 1998, después de que la droga no mostrara efecto alguno en los entonces llamados, marcadores sustitutos (carga viral de HIV y cantidad de CD4) y además era, alarmantemente tóxica.
Sin embargo, en 1996, en los Estados Unidos, la FDA, aprobó la droga condicionalmente, es decir, podía ser usada, en combinación con otras drogas para HIV.[5]
Para ese entonces, los investigadores en SIDA Brooks Jackson y John Hopkins, ya habían fundado una importante prueba de nervirapina desde el NIH, en Kampala, Uganda, donde el benevolente dictador, Yoweri Museveni, había abierto sus puertas a las promesas lucrativas, para la investigación de drogas para el SIDA, ya que también existían otro tipo de investigaciones farmacéuticas, medicas.
HIVNET 012, según su protocolo original de 1997, fue creado con el propósito de ser, una prueba de cuatro-etapas, de Fase III, escogida, como un placebo-controlador[6]. Un único sponsor fue anotado, Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas (NIAID), uno de los investigadores era un empleado de Boehriger.
El “tamaño de la muestra” era reclutar 1.500, mujeres de Uganda, embarazadas de mas de treinta y dos semanas. Las cuatro etapas, las dividirían en; 1) Una dosis de 200mg. de nervirapina, al inicio del trabajo de parto, y una dosis de 2mg.al bebe, entre las 48 y 72 hs. Después del parto, y 2) un correspondiente grupo de placebo 3) 600 mg. de AZT, en el inicio de trabajo de parto y 300mg. mas hasta el parto, con una dosis de 4mg. de AZT, durante los sirte días posteriores al nacimiento 4) un correspondiente grupo de placebo.
Tenía que haber 500 mujeres en cada etapa de “agente activo”, y 250 en cada etapa de placebo. El estudio duraba 18 meses, sus “principales objetivos”, eran observar como posiblemente, estos dos regimenes, afectarían los grados de transmisión de HIV de madre a hijo, y para examinar “la proporción de bebes que sobrevivían y quedaban libres de HIV a los 18 meses de edad”.
Otro objetivo principal era probar la “seguridad/tolerancia”, de nervirapina y AZT.
Los realizadores de HIVNET, estimaron que, mas de 4.200, mujeres embarazadas, infectadas con el virus, eran enviadas al hospital de Mulago, cada año, permitiéndoles a ellos, inscribir de ochenta a ochenta y cinco mujeres por mes. El formulario, debía ser llenado por cada madre o tutor, con una firma o “marca”. Uno de los requisitos excluyentes era “que no participaran en ninguna otra prueba, durante el corriente embarazo”.
Aunque HIVNET, fue designada para ser, una prueba, placebo-controladora, doble-ciego, Fase III de 1.500 pares, madre/hijo, terminó siendo ni placebo ni doble, sino una prueba simple-ciego, FaseII, de 626 pares madre/hijo.
Prácticamente rodos los parámetros fijados por HIVNET 012, fueron cambiados, corregidos o completamente abolidos, empezando por, tal vez el mas importante –los controles del placebo-. En una “carta de Rectificación”, fechada el 9 de marzo de 1998, las etapas de control del placebo fueron eliminadas. El estudio fue reconstituido como una simple comparación entre nervirapina y AZT.
El 4 de septiembre de 1999, The Lancet, publicó, los resultados preliminares de HIVNET, reportando que “la nervirapina redujo en un 50% el riesgo de la transmisión de HIV de madre a hijo durante las 14-16 semanas de vida” el informe concluía, “los dos regimenes fueron bien-tolerados y los efectos desfavorables fueron similares en los dos grupos”. El articulo también reportó que 38 bebes habían muerto, 16 en el grupo de nervirapina y 22 en el grupo de AZT. La proporción de transmisión de HIV en el grupo de AZT, fue de 25%, mientras que en el grupo de nervirapina fue de solo 13%.
Como la revista Las Noticias Medicas Hopkins, informó luego, “el estudio fue recibido, entusiastamente. El dato comprueba la eficacia, muestra que nervirapina fue 47% mas efectiva que AZT, y ha reducido el numero de bebes infectados de un 25% a un 13%. Lo mejor de todo la nervirapina es barata –solo 4 dólares para ambas dosis-. Si se implementa en gran cantidad, la droga podría prevenir la transmisión de HIV, en mas de 300.000 partos al año.”
Con los resultados del estudio, ahora publicados en, The Lancet, Boehringer, quien previamente había mostrado un pequeño interés en HIVNET, fue aprobado por el FDA, para tener la licencia de la nervirapina, para usarlo en la prevención de la transmisión del HIV, en el embarazo.

De todas formas, hubo complicaciones. El 6 de diciembre de 2000, una carta de investigación de “El Periódico de la Asociación Medica Americana”, advirtió sobre el uso de la nervirapina para un tratamiento, luego de registrarse dos casos graves de daño al hígado. Los casos fueron de dos personas que la habían tomado por pocos días (uno de ellos requirió un transplante de hígado).
El 5 de enero de 2001, un artículo del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad CDC (MMWR), contenía un examen del FDA de “MedWatch” –una investigación informal del sistema de las reacciones de la droga-
Traía a la luz 20 casos adicionales de “severas reacciones adversas” resultado del uso de la nervirapina como preventivo. “importantes reacciones adversas” fueron definidas como “daño a la vida, “discapacidad permanente” o requiere “permanente hospitalización”, o […] intervención para prevenir el permanente deterioro o daño.” El MMWR, insistió en que probablemente, había más casos, no reportados, desde el informe de los doctores de “MedWatch” .Pero, NIAID (Instituto de Alergia y Enfermedades Infecciosas), estaba mirando para otro lado, olvidándose o dejando pasar el problema de la toxicidad. En el 2001, Boehringer Ingelhaim expuso su licencia suplementaria requerida a la FDA. La petición fue aceptada, basada enteramente en los resultados de HIVNET, publicados en The Lancet. Al mismo tiempo, El Consulado de Control de la Medicina Sudafricana (MCC), aprobó condicionalmente la nervirapina, para el uso experimental del tratamiento de transmisión del virus de madre a hijo. De cualquier manera la FDA, decidió, por su propio crédito, ir a Kampala, para inspeccionar el sitio y evaluar las cosas por si mismo.
A partir de que Boehringer Ingelhaim, no tenia originalmente, intención de usar este estudio para fines lícitos, decidió ejecutar una inspección en el lugar, antes de que la FDA arribara.
Boehringer, llegó a Kampala, he hizo una simple revisión. Fueron los primeros en descubrir, cuán desastroso era el estudio. De acuerdo con el reporte de Boehringer, “fueron encontrados serios no- cumplimientos, de acuerdo con las regulaciones de la FDA” en los requerimientos específicos, se reportaron serios efectos adversos. Fueron encontrados también, problemas en la conducción de la prueba de la droga y en el informe de acuerdo de los procedimientos.
Entonces, DSIDA, consiguió un contratista privado, una compañía llamada, Westat, para ir a Uganda a realizar otra inspección. Esta vez, las conclusiones fueron mucho más alarmantes. Uno de los problemas era “la pérdida de registros críticos”, uno de los dos datos pertinentes, que incluía información detallada de los efectos adversos que incluía muertes, fue perdido, como resultado de una inundación. Los registros fallaron para esclarecer qué madres habían tomado, qué drogas, cuando las habían tomado, o si habían sobrevivido, en varios de los resultados más relevantes, posteriores al estudio. Las drogas fueron suministradas a los bebes equivocados, los documentos fueron alterados, y existía información no frecuente, aun cuando, un tercio de las madres fueron marcadas con la palabra “anormal” en sus tablas de registro. Los niños que recibieron cuidados mas delicados, en muchos casos redujeron muchísimo su peso normal,”. Esto paso, porque tal vez, muchos e los bebes ya padecían problemas graves de salud (antes del estudio)”. Los auditores de Westat, examinaron a 43 bebes, y los 43 padecían “efectos adversos” a los 12 meses, de los cuales sólo once, fueron marcados como HIV positivos.
El equipo de HIVNET, esencialmente, habían bajado los puntos de los efectos adversos, a una escala creíble, que habían creado pera adaptar a los patrones “locales”. Esto significa, al parecer, entre otras cosas, que “las amenazas a la vida a la vida”, fueron tratadas como asuntos, sin gravedad.
Las muertes, a no ser que hubiesen ocurrido un cierto margen de tiempo, desde el comienzo del estudio, no fueron reportadas, o fueron anotadas como “serios efectos adversos”, en vez de muertes. En un caso un “parto de un niño muerto”, fue reportado a la madre como un efecto adverso de Grado 3”.
A modo de defensa, el equipo de HIVNET, le echó la culpa a la ignorancia. La dijeron a los investigadores de Westat que, desconocían los informes de reglas de seguridad, que no habían tenido entrenamiento de una buena práctica clínica, y que ellos “nunca habían intentado una prueba de Fase III”.
Los principales investigadores y sub-investigadores “todos reconocieron los resultados (de la revisión) como correctos, en general” dijo el informe de Westat “El Dr. Jackson y el Dr. Guay, notaron que muchos (miles) informes no registrados ocurrieron…
Reconocieron que habían interpretado libremente, palabras como “serio” o “severo”.
“Todos acordaban” que los principales, y los sub-investigadores “en general, no habían visto a los pacientes de la prueba”, y “todos acordaban” que en la evaluación de los efectos adversos serios “habían anotado sin la intención de especificarlos con precisión” Westat, también descubrió que la mitad de los niños infectados de HIV, estaban inscriptos también, en una prueba de vitamina A, lo cual efectivamente invalidaba, asociación alguna con ellos, ya que era parte del acuerdo, no participar en otra prueba al mismo tiempo.

Luego de que los informes de Westat salieran a la luz, DSIDA Y Boehringer, incitaron al FDA, para que aplace su visita de inspección. El FDA respondió, exigiendo ver inmediatamente el informe.
El 14 de marzo de 2002, el FDA convocó a una reunió, a DSIDA, Boehringer y a los investigadores de la prueba, “reprendieron al todo el grupo”, dijo Fishbein. Luego le dijeron a Boehringer que “retiraran la aprobación de la aplicación de la nervirapina, si querían evitar un rechazo publico”. Boehringer accedió a la demanda de FDA, aunque los informes publicados por NIAID, lo hicieron parecer como si la compañía hubiera retirado la aprobación de FDA, para la aplicación, por cuenta propia.
En Sudáfrica, unos meses después, las noticias pusieron en el foco de atención, el enojo de los expertos de DSIDA, y de los activistas.
La MCC de Sudáfrica estaba reconsiderando, su aprobación de la nervirapina en mujeres embarazadas, porque Boehringer la había retirado, y por la Creciente controversia de HIVNET. La prensa asociada informo que “los activistas temen que el gobierno,- por su floja respuesta a la crisis de DSIDA-, esté presionando al consejo para que rechace la nervirapina, y que eso podría dispersar las discusiones actuales, de si la droga es o no toxica.”
“Los estudios muestran que suministrar nervirapina en mujeres embarazadas, y sus niños recién nacidos, puede reducir la transmisión en un 50%.” El problema con este tipo de comunicados, es por supuesto que, el estudio en cuestión, fue precisamente, el único estudio realizado para establecer que la nervirapina corta la transmisión de HIV.
Dos inspecciones, anteriores, han declarado que HIVNET era un desastre total: las realizadas por el propio Boehringer y Westat, quienes lo habían ejecutado en conjunción con DSIDA. Pero, la forma en que los diferentes jugadores fueron enlazados todos juntos, hacia imposible para DSIDA, condenar el estudio sin condenarse a si misma[7]. Pero DSIDA, era bien conciente de lo que había transpirado.
De acuerdo con La versión de los hechos publicada por DSIDA, que fueron repetidas fielmente en la prensa del SIDA, el problema con HIVNET, fue que, éste fue injustamente asaltado por saboteadores pedantes, que no podían comprender la diferencia necesaria entre los parámetros de lo que significa seguridad en EEUU y los parámetros mas indulgentes que merece, un país como Uganda.
Dos semanas después de que el informe de 57 paginas, de Westat fue publicado, el delegado Director de NIAID, Dr. John La Montagne había señalado el tono públicamente en una declaración:”No existe ninguna duda sobre la validez ( de los resultados de HIVNET)…los problemas, mas bien, están en los requerimientos secretos de los datos archivados”. DSIDA, subestimo demasiado los informes de Westat, entonces los abogados de Westat, finalmente informaron a los oficiales, de que ellos estaban impugnando la reputación de Westat.
Mientras las investigaciones continuaban, la nervirapina ya había sido recomendada, por la Organización Mundial de la Salud, y finalmente registrada en 32 países y Boehringer había empezado a exportar cajas de la droga a centros maternales, alrededor del mundo. En el 2002, el presidente Bush destino 500 millones de dólares, para programas de prevención de la transmisión de HIV de madre a hijo, en los cuales el tratamiento con nervirapina tenia el rol principal, a pesar de que la droga nunca había recibido la aprobación de FDA, para este propósito.

En el 2003, cuando Jonathan Fishbein, fue incluido en la saga HIVNET, el encubrimiento (finalmente, eso era en lo que la respuesta de NIH se había convertido) continuaba. Como respuesta a los documentos masivos presentados por Boehringer y Westat, DSIDA dictó una “nueva supervisión de los datos”, en un intento de validar los resultados del estudio. Normalmente, un contratista exterior seria lo más apropiado para tan complejo asunto, pero Tramont, tomo la decisión de hacer la revisión en-casa. El proyecto de la revisión fue una tarea masiva que llevo meses de trabajo, largas entrevistas con los investigadores, y un análisis cuidadoso de la documentación mal organizada, ya que DSIDA, intentaba saber que había pasado, efectivamente en Kampala.
Aun así, Tramon quería reabierto el sitio de HIVNET, para la visita del presidente Bush a Uganda.
En marzo del 2003, Tramont y su equipo, recogieron las diferentes secciones y reescribieron el informe, espacialmente la sección de “seguridad”, minimizando las muertes por toxicidad y los problemas registrados. El informe reescrito, concluyó que la nervirapina era segura y efectiva para disminuir la transmisión de HIV de madre a hijo. Salvando, de esta manera, a HIVNET 012, del montón de estudios médicos fallidos.
De cualquier manera, mientras se preparaba la revisada sección de seguridad, una medina oficial de NIH, llamada Betsy Smith, notó, un patrón elevado de hígados dañados en los bebes del grupo de AZT. Siguiendo las regulaciones de FDA, escribió un documento de seguridad, informando su hallazgo, y se lo envió a Mary Ann Luzar, jefa reguladora de este tipo de asuntos en DSIDA. Luzar, alcanzó el informe de seguridad a FDA. Los investigadores de HIVNET, estaban furiosos; Tramont, quien previamente había firmado el informe de seguridad, ordenó que fuese escrita una nueva versión, que se retractara, esencialmente de la anterior, luego se la envió a la FDA[8].
Las determinaciones políticas fueron muy fuertes: la nervirapina era ahora el principal elemento en la nueva administración de 15 billones de dólares para los programas de SIDA Africanos.
El 11 de julio de 2003, visito el sitio de HIVNET en Kampala, el cual DSIDA había reabierto para la ocasión, a pesar de las objeciones de Fishbein.
Mas tarde, en junio de 2003, el diputado Director de DSIDA, Jonathan Kagan, le dijo a Fishbein que firmara una sanción para Luzar, por insubordinación. Fishbein, revisó la documentación de HIVNET, y concluyó que Luzar no había hecho nada fuera de lugar, que simplemente había obedecido el protocolo.
La negativa de Fishbein de firmar una reprimenda para Luzar, era consecuente con su negación por participar en el encubrimiento de HIVNET.
En julio, Tramont, mando un mail a todo el equipo de DSIDA, ordenando, no hablar del todo, acerca de HIVNET.
“HIVNET 012 ha sido revisada, re-monitoreada, examinada y debatida. Hacer más, estaría fuera de razón. Es tiempo de dejarlo atrás y seguir adelante. De ahora en adelante, todas las preguntas, cuestiones e inquietudes referentes a HIVNET 012 son (sic) asunto del Director de DSIDA[9].”
Lo que sigue, como mails internos y memorandums, muestran claramente, una campaña viciosa y personal de Kagan y Tramont, para finalizar el mandato de Fishbein.
Los Oficiales de DSIDA, escribieron mails, en los cuales manifestaban preocupación por como hacer para despedirlo sin crear repercusiones con el director de NIAID Anthony Fauci, quien había elogiado a Fishbein por su trabajo. Los comunicados tomaron un tinte de conspiración, Tramont manejo la operación y trazó sus desafíos.
El 23 de febrero de 2004, Tramont envió un mail a Kagan: “Jon, vamos a comenzar a trabajar sobre esto,-Tony (Fauci) no querrá que nada se vuelva en contra nuestro, entonces vamos a tener que conseguir documentación rigurosa, sin indicios de hostigamiento o injusticia, como cualquier otra acción personal. Esto nos va a costar bastante. Debemos pisar con “fuerza”. Prepararemos nuestra parte en el trabajo…luego nos iremos de allí”.
Ahora la web incluye varios empleados más de NIH/NIAID, los cuales aportaron sus sugerencias de cómo despedir a Fishbein, sin dejar alguna huella que pudiera imputarlos.
Fishbein se pasó meses tratando de encontrar alguna pista, preguntándole a cada uno, desde Elías Zerrhouni, el director de NIH, hasta el Secretario de Salud, Tommy Thompson. Este fue el momento en que Fishbein se convirtió en un “fantasma”. Nadie le hablaba, ni en los pasillos, ni en los ascensores, ni en la cafetería. “Había una gran campaña para humillarme” dijo “Era como cuando alguien que tiene SIDA en los primeros días, como Tom Hanks en “Filadelfia”, nadie se me acercaba”.
En marzo de 2004, Fishbein comenzó a buscar alguien que lo protegiera, se reunió con el staff del Congreso y llamo bastante, la atención, en “Capitol Hill”, por forzar al NIH para acordar una junta realizada por el Instituto Académico Nacional de Medicina (IOM). Los términos de la petición fueron tergiversados, desde un principio. De cualquier manera, los nueve miembros del jurado, decretaron que no se lidiaría de ninguna manera, con mala administración alguna. El jurado ignoró la evidencia de Fishbein, de que DSIDA había cubierto las fallas del estudio, y que se fió de los testimonios de HIVNET y de los investigadores oficiales de NIH. No fue casual que encontraran validas, las conclusiones de HIVNET. Seis de los nueve miembros eran destinatarios de sueldos otorgados por el NIH, sueldos de alrededor de 120.000 a casi, 2 millones de dólares[10].
Fishbein concedió el informe de IOM como un encubrimiento. En efecto, las conclusiones del documento son difíciles de creer, dada la abrumadora evidencia descubierta por los documentos de las investigaciones de Westat, como el siguiente mail, el cual fue enviado por Jonathan Kagan a Ed Tramont, en junio de 2003. Tramont estaba considerando a los investigadores de HIVNET, Jackson y Guay, para otorgarles una recompensa:

Ed- He estado intentando responder a esto- el asunto de la recompensa. Creo que es una recompensa excesiva. Creo que antes de colmarlos de alabanzas, deberíamos esperar a ver si aprenden la lección.
No podemos perder de vista el hecho de que, ellos han estado apretando por mucho tiempo.
Y tú has salvado sus traseros. Estoy para perdonarlos, etc. No estoy para castigarlos. Pero esto seria “excesivo” para mi, estar proclamándolos como héroes. Algo para pensar antes de extender este asunto del premio…

NIAID decretó la absoluta prohibición a los empleados, de hablar de los alegatos presentados por Fishbein. Sin embargo, ellos habían establecido “Preguntas y Respuestas”, sobre temas importantes en su sitio web. La primera pregunta era: “¿Una sola dosis de nervirapina, es realmente una droga segura y efectiva para prevenir la transmisión de HIV de madre a hijo?”
Fishbein ha dice que debido a las espectaculares fallas de la prueba de HIVNET, la respuesta a esto no se sabe, y es desconocida. Fishbein cree, finalmente que el tema de HIVNET no es “sobre” la nervirapina, ni aun sobre SIDA, sino sobre la conducta del gobierno, que ha estado permitiendo hacer experimentos en seres humanos, y ha olvidado las pautas clínicas, básicas de seguridad.
NIAID responde su primera pregunta, mecánica y confiadamente: “Una sola dosis de nervirapina es, segura y efectiva para la prevención de la transmisión de HIV de madre a hijo”. Esto ha sido probado por múltiples estudios, inclusive el estudio HIVNET 012, llevado a cabo en Uganda. La frase “seguro y efectivo” ha sido incluida en ambas, pregunta y respuesta, desprovista de interpretación o significado, en ambas. La línea de los “múltiples estudios” es una táctica familiar, incluida para desviar la atención del estudio del cual efectivamente se refiere, que es HIVNET 012.

Una pequeña carta publicada el 10 de marzo de 2005, en un artículo en “Nature”, manifestaba el tema central de la demanda de NIAID, y sus organizaciones satélite, en la industria del SIDA, a lo que atañe a la “efectividad” de nervirapina. Escrita por el Dr. Valendar Turner, un cirujano del Departamento de Salud en Perth, Australia, la carta dice:

Sir.-En cuanto al levantamiento causado por “pautas de los archivos guardados” en la prueba de HIVNET en Uganda, publicado en las “Noticias” de la historia, “Activistas e Investigadores corren detrás de las drogas de SIDA para las madres”, ustedes han dejado pasar un gran defecto. Ninguna de las evidencias disponibles para el caso de nervirapina, proviene de una prueba, en la cual la droga haya sido comparada con un placebo.
De hecho, como ha dicho un importante autor, en un estudio, un placebo es la única manera en que un científico puede evaluar la efectividad de una droga, con exactitud científica.
El estudio HIVNET, abandono su grupo de placebo en 1998, bajo presión de las quejas, de que el uso de placebo no era algo ético. Después de que solo 19 de las 645 madres escogidas, habían sido tratadas.
El grado de transmisión de HIV declarado para nervirapine, en el estudio HIVNET 012, fue de 13.1%. De cualquier manera, sin ningún tratamiento antiviral, el grado de transmisión de madre a hijo, va desde el 12% hasta el 48%. El resultado de HIVNET es mayor que el grado de transmisión de un 12%, reportado en un eventual estudio de 561 mujeres Africanas, sin suministro alguno de un anti-retrovirus.

La carta concluía con la pregunta: “¿Con que base estable se puede afirmar entonces que, no existe nada que invalide la conclusión de que, una sola dosis de nervirapina, es efectiva para reducir el grado de transmisión de HIV de madre a hijo? Sin evidencia necesaria de una prueba de control de placebo, estas declaraciones parecen insostenibles.”
HIVNET habia afirmado reducir la transmisión “casi en un 50%”, comparando nervirapina con AZT.
La carta de Turner, señala que 561 mujeres Africanas, sin tratamiento antiviral alguno, transmitieron el HIV en un grado del 12%. ¿Ha sido la nervirapina llamada a competir con ese grupo de placebo?, hubiese perdido. Como de hecho sucedió, no hubo grupo alguno, de placebo, entonces los resultados de HIVNET son un truco estratégico, un juego de sombras, en donde los logros son evaluados en comparación con otra droga, y no con un grupo de placebo – esto es, la moneda corriente en las pruebas clínicas-.
La pregunta no debería ser; ¿es nervirapina mejor que AZT?, sino ¿es nervirapina mejor que “nada”?. La evidencia independiente sugiere que no lo es.
En 1994, por ejemplo, un estudio que le suministraba vitamina “A” a las mujeres embarazadas infectadas con HIV, en Malawi, indico que aquellas madres con los mayores niveles de vitamina “A”, transmitían el virus en un grado de sólo el 7,2%. Esto acuerda con un vasto cuerpo de investigación que liga los estatutos nutricionales como punto de partida de la salud en general.
Otro estudio de la nervirapina, en la transmisión del virus de madre a hijo, fue llevado a cabo en Kenya, por los investigadores de la Universidad de Ghent (Bélgica), en 1994.
La Dra Ann Quaghebeur, la cual condujo el estudio de Ghent, estaba investigando en su casa, cerca de Londres. Le pregunté qué pensaba de la reacción en contra HIVNET 012. Ella respondió con una voz muy tranquila, casi como un susurro: “Nuestros estudios mostraron que la nervirapina tiene pequeños efecto. De hecho, yo sentí que era falto de recursos. HIVNET, sólo fue un estudio, pero por lo general, antes de que un estudio sea aplicado en un campo particular, debes hacer algunos estudios previos, para ver si funciona en la vida real. Lo que creo que deberían haber hecho ellos, es haber esperado por mas estudios, antes de haberlo lanzado por todos esos países.” Cuando le pregunté, cómo explicaba esto, ella respondió: “Bueno, quiero ser cuidadosa, pero por lo pronto, parece ser una industria”.

El fracaso de los investigadores de HIVNET, de controlar adecuadamente su estudio con un grupo de placebo, no es tan insólito como podría uno podría pensar, De hecho, este fracaso es tal vez, la característica sobresaliente, en las investigaciones sobre SIDA, en general.
La prueba Fase II de 1986, que precedió la rápida aprobación de AZT por la FDA, fue presentada como un estudio placebo-controlador, “doble-ciego”, aunque en efecto, estuvo muy lejos de ser eso.
Luego se volvió esclarecedora, después de los esfuerzos de algunos periodistas, y el testimonio de participantes, a la prueba se le eliminó la ceguera, casi inmediatamente, debido a la severa toxicidad de la droga. Los miembros del grupo de control, empezaron a adquirir AZT, independientemente, o de participantes de otros estudios, finalmente el estudio fue abortado, y todos culparon a al droga.
Como en el caso de HIVNET, los documentos obtenidos por el periodista John Lauristen, debajo del Acta de Libertad de Información, sugerían que los datos manipulados habían sido difundidos. Los documentos, fueron alterados, los casos de muerte no fueron verificados, los investigadores asumían que en el estudio las enfermedades del grupo de placebo eran relativas al SIDA, pero aquellas que pertenecían al grupo de AZT, no lo eran.
Fueron muy serias, las desviaciones del protocolo experimental en un hospital de Boston, que un inspector del FDA intento excluir información de aquel centro. De todas formas, al final, todos los datos fueron incluidos en los resultados, y la FDA aprobó la droga en 1987[11].
AZT fue aprobada en un tiempo record, pero ese record no duró mucho.
En 1991 la FDA aprobó otro terminador de la cadena de ADN, “ddI”, aparentemente sin la presencia de un estudio controlador. Las drogas anti-HIV, tales como Crixivan, fueron aprobadas en escaso tiempo, por ejemplo seis semanas, y lanzadas como un triunfo del activismo del SIDA. Esta costumbre de desechar los parámetros de los controles experimentales, continúa en el presente, como lo demuestra ampliamente el caso HIVNET, y no sólo se caracteriza en la investigación de nuevas drogas para la exterminación del HIV, sino que afecta a los principios más fundamentales de la investigación sobre el SIDA.

El encubrimiento de HIVNET, sólo puede ser entendido, dentro de un largo y vasto contexto político en lo que refiere al SIDA. La emergencia de este síndrome en 1980, encendió un estado de emergencia médica, en donde los controles científicos, las reglas que, se supone que existen para regular las emociones y deseos de los investigadores individuales, fueron frecuentemente comprometidas o desechadas enteramente. El SIDA ayudó a introducir la enfermedad en la política, y la política, por lo menos en los Estados Unidos, se basa en tratar de convertir todo el poder en dinero.
Nadie ha sido más persistente en poner la atención en las fallas de las investigaciones sobre SIDA, que Peter Duesberg, un virílogo y especialista en cáncer de la Universidad de California, en Berkeley. Si el nombre de Duesberg, suena familiar, es porque efectivamente, es reconocido, en los medios internacionales, como el virólogo que esta en desacuerdo con la atribución del HIV, como causa del SIDA. Su nombre, ya señalado como negativo, se difundió en la cultura popular, a fines de los 80´. “Sabias que lo que decía estaba mal, antes de saber que había dicho.”
En 1987, Duesberg publicó una nota en el periódico Cancer Research (investigación en Cáncer), titulado: “Retrovirus como Carcinógenos y Patógenos: Expectativas y Realidad”.
El trabajaba en lo mas avanzado del campo de la retrovirologia, habiendo estudiado la estructura genética de los retrovirus, y habiendo determinado el primer gen de cáncer en 1970.
Con 50 años, era el miembro mas joven, jamás elegido en la Academia Nacional de Ciencias. En Este lugar, dicho con las palabras de su biógrafo científico, Harvey Bialy, “Marcó su destino científico por una docena de años”, Duesberg argumentaba que, los retrovirus no causaban el cáncer, y concluía, detallando cómo y por qué, el retrovirus del HIV no podría nunca causar el SIDA.
Como el SIDA creció en los 80´, globalmente en billones de dólares, monstruosos diagnósticos, drogas y organizaciones activistas, de los cuales, el único objetivo de la lucha contra el SIDA, era la lucha contra el HIV, condenar a Duesberg, se volvió parte de la cruzada moral.
Previo a la nota publicada en 1987, Duesberg era uno de los mas sublimes, importantes y valorizados científicos del país. Subsecuentemente, concluyeron sus fondos en el NIH, y no ha recibido ni un dólar mas, para investigación, a partir del periodo posterior a 1987. La concesión de Destacado Investigador se acabo.
Duesberg perdió sus facilidades de trabajo, y tuvo que mudarse dos veces, en unos pocos años, a trabajos mas pequeños en ciudad universitaria de Berkeley, donde utilizo mucho de su tiempo, escribiendo documentos inútiles, para que le otorgaran la petición de probar su hipótesis, de que el SIDA es un síndrome químico, causado por las toxinas acumuladas, por el excesivo uso de la droga. Perdió sus estudiantes de grado, quienes fueron prevenidos de que compatibilizar con su tarea, perjudicaría sus carreras.
Fue socialmente rechazado, y tuvo que luchar día a día por aumentos de sus empleadores en la CU de Berkeley, en donde tenía una ocupación y todavía enseñaba. El era un “nunca-invitado”, de las conferencias científicas, y sus colegas siempre declaraban, que se negarían a asistir a alguna conferencia, que lo incluyera. Duesberg también fue desterrado de las publicaciones en periódicos científicos, los cuales anteriormente habían agradecido sus contribuciones, con máxima teatralidad, el editor de Nature (Naturaleza), el Sr. John Madox, escribió una nota editorial extraña, declarando que, a Duesberg le seria negado el criterio científico “derecho de contestar”, en respuesta a los ataques personales, que fueron frecuentemente publicados en ese mismo periódico. Antes de 1987, nunca había sido rechazada una sola propuesta de Peter Duesberg, por el NIH.
Desde 1991, ha escrito un total de 25 solicitudes de investigación, las cuales todas, han sido rechazadas. “Ellos se lo han quitado de encima, simplemente se lo han quitado”, dijo Richard Strohman, un profesor honorario de Biología de la CU de Berkeley.
¿Y, qué era exactamente lo que Peter Duesberg, había hecho? El simplemente señaló que, nadie ha probado todavía que el HIV, sea capaz de causar una simple enfermedad, mucho menos las 25 enfermedades, que son parte, ahora, de la definición clínica de SIDA[12]. También señaló algunas paradojas relacionadas con el SIDA, y argumentó que lejos de ser éstas, una evidencia de que el HIV, es “enigmático” y “misterioso”, evidencian que, el HIV es un virus pasajero.
El test clásico, para probar si un microorganismo es o no, la causa de una enfermedad infecciosa, es conocido como Los postulados de Koch; los cuales estableces, 1) El microorganismo debe ser encontrado en todos los casos de la enfermedad. 2) Debe ser aislado de la multitud y crecer en un cultivo puro. 3) Debe reproducir la enfermedad original cuando es introducido en un cultivo susceptible; y 4) Debe ser encontrado, en el cultivo experimental, muy infectado.
Aunque se ha clamado lo contrario, Duesberg, sostiene que nunca ha sido demostrado que el HIV, satisface todos los postulados de Koch. Sus exhaustivos análisis, de literatura científica, revisados una y otra vez, han revelado más de 4000 casos documentados de HIV, en los cuales no existe la presencia del HIV, o anticuerpos de éste. Este número es significante, porque hay importantes fuerzas institucionales, disuadiendo este tipo de descripciones, y porque la gran mayoría de casos de SIDA, nunca son descriptos en artículos científicos formales.
De hecho, muchos de los pacientes con SIDA, no tienen activo el virus HIV, en su sistema, porque ha sido neutralizado por anticuerpos. (Como en todas las otras enfermedades virales, la presencia de anticuerpos, es señal de inmunidad a la enfermedad. ¿Por qué en el caso de HIV, esto nunca ha sido demostrado?)
Se dice en general, que el HIV, sólo puede ser aislado “reactivando”, copias latentes del virus, y aun así es extraordinariamente difícil. La carga viral, uno de los marcadores clínicos para el HIV, no es un signo de la verdadera presencia del virus en el cuerpo, ya que los fragmentos amplificados de ADN, muestran una infección, aunque haya sido suprimida por anticuerpos. Otra cuestión con la hipótesis de HIV, es el extraordinario periodo de latencia, entre la infección y el comienzo de la enfermedad, a pesar de que, el HIV es bioquímicamente mas activo, dentro de las primeras semanas de infección. Este periodo de latencia, el cual aparentemente crece a medida que pasan los años, habilita las proposiciones, de que el virus evade los postulados cuarto y tercero de la teoría de Koch.
Lo anterior es simplemente un escenario, del misterio central presentado por el HIV, en la teoría del SIDA. Hay mucho mas, de lo que Duesberg ha presentado en sus escritos sobre el SIDA, y en un libro publicado diez años atrás, pero todo se centra en el punto, de que cuando de SIDA se trata, los parámetros científicos básicos, ya no parecen aplicarse[13]. El SIDA, es un “síndrome”, definido por 25 enfermedades, todas las cuales existen independientemente del HIV. Nadie ha demostrado, el mecanismo de destrucción de la célula, por el cual el HIV, se supone, causa, estas diferentes enfermedades, como tampoco nadie ha podido demostrar cómo la transmisión sexual del virus, acotarse tan restrictivamente, a los hombres homosexuales, y a otros grupos de riesgo de SIDA, en lugar de propagarse indistintamente, por toda la población, como hacen todas las otras enfermedades infecciosas. El carácter “abrumador”, de la evidencia para la causalidad de HIV, ha sido siempre, epidemiológico, que es lo mismo que decir, una correlación, una coincidencia. De cualquier forma, cuando en investigación se habla del SIDA, también se está hablando de HIV.
Pero esta correlación, es resultado de la definición oficial del SIDA, la cual establece que, una enfermedad se entiende como SIDA, solo si, esta corresponde con la presencia de anticuerpos del HIV. (“Al SIDA sin HIV, se le ha dado un singular e inmemorable nombre: linfocitiponia idiomática CD4).
Dado que la evidencia con el HIV, es coincidente, algunos canales de investigación sugirieron que, -aunque los investigadores ortodoxos del SIDA todavía, no han podido demostrar usando estudios controlados a gran-escala-, que la incidencia de las enfermedades que definen al SIDA, es mayor entre los individuos infectados con HIV, que entre los que no están infectados.
Consecuentemente, este podría bien ser el caso, de que el HIV sea un virus pasajero inofensivo, que infecta a un número reducido de la población, y se propaga principalmente, de madre a hijo, aunque en un grado relativamente bajo. (Esta hipótesis intentaría explicar, el hecho de que, el número estimado de Americanos HIV positivos, ha permanecido constante en un millón aproximadamente, desde 1985). Al no tener estudios controlados a gran-escala, llevados a cabo, para probar directamente la hipótesis de la droga del SIDA, la cual sostiene que muchos casos de SIDA, son consecuencia del fuerte uso de las drogas, recreativas (popper, cocaína, anfetaminas, etc. ) y medicinales (AZT, etc. )[14]. No existen estudios llevados a cabo, que prueben que los hemofílicos infectados con HIV, mueren mas rápido, que aquellos que no lo están. Estos estudios tal vez sean caros y tediosos, pero el dinero, nunca ha sido una dificultad para los investigadores del SIDA, los cuales han gastado muchos billones de dólares en la investigación del HIV, en los últimos 20 años, y prácticamente nada en la investigación de otras causas alternativas, o cofactores (de hecho, Luc Montagnier, quien descubrió el HIV, ha dejado en claro, repetidas veces que, el virus no puede causar el SIDA, sin otras causa que contribuyan).
En el intento riguroso de probar la hipótesis medica dominante de la época, no nos encontramos con un debate razonable, sino con el retórico chantaje moral: “Peter Duesberg tiene en sus manos, la sangre de bebes Africanos infectados de SIDA. Duesberg en un maldito, un científico psicópata. Debería estar en prisión.”
Todos aquellos que desearían llevar el establecimiento de la investigación del SIDA, a algo así como un debate casual, que continúe como en la mayoría de las otras investigaciones del esfuerzo científico, son denominados como SIDA “denialist” (negacionales), como si el escepticismo sobre la patogenicidad de un retrovirus, fuera el equivalente moral, a negar que los Nazis asesinaron a 6 millones de judíos. Más que el escepticismo científico, es el celo moral lo que define el campo. Ha sido decidido por adelantado, que el HIV, causa el SIDA; consecuentemente, toda la investigación y todos los descubrimientos, proceden de ese supuesto. De manera similar, se supo por adelantado que AZT era una “bala mágica”, contra el HIV; el mundo supo que era una “droga salva-vidas”, antes de que alguien haya podido verificarlo, y entonces, las medidas científicas fueron puestas en marcha. Los periodistas (incluso yo misma), que informamos en aquel momento, que la droga, aparentemente, estaba matando pacientes, fuimos etiquetados como, “renegadores de AZT” y también como “asesinos”.
El debate sobre la nervirapina sigue el mismo, histriónico y anticientífico, patrón. Por su consentimiento ésta y otras drogas, el Presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, fue idolatrado en la prensa internacional y las farmacéuticas internacionales, por su bien-fundado “activismo”. Los embajadores, repiten su mantra sobre “las drogas que salvan vidas”.
Tampoco Jonathan Fishbein, cuestionó nunca la premisa, de que el HIV causa el SIDA, aunque también fue marcado y señalado por sostener que el estudio del NIH, sobre la nervirapina, era un completo desastre. El fracaso de Fishbein, de tratar de entender por adelantado a la prueba experimental, fue que la nervirapina era demasiado importante para fallar, lo que significa que los anticuerpos neutralizadores de la burocracia del SIDA, tenían que estar activados para destruirlos.
Al final, el NIH fracasó en su intento por silenciar a Fishbein. En diciembre de 2005, ganó su caso, y fue reinsertado a la agencia, aunque no retornó a DSIDA. El no está en condiciones de discutir los términos de su contrato, pero ha prometido continuar su compromiso en buscar la integridad y la protección de las personas que se utilizan para la investigación.
Peter Duesberg ha sido menos afortunado, aunque existen algunos signos de aceptación en el campo científico.
Sin importar si Duesberg tiene razón o no sobre el HIV, su caso, como el de Fishbein, deja al descubierto la maquinaria política de la ciencia Americana, demuestra, además, su hostilidad hacia las ideas que desafían el paradigma dominante. Este tipo de hostilidad no es inusual en la historia de la ciencia[15], pero la situación actual es, dramáticamente diferente de la de aquellos científicos caratulados de inconformistas, en el pasado. Ahora los científicos están casi totalmente dependiendo de la buena voluntad del gobierno de los investigadores y del poder de la mirada hostigadora de los que controlan financian y manejando juntos a los Institutos Nacionales de Salud, a la academia y a la industria farmacéutica y biotecnológica.
Muchos científicos, viven con miedo de perder sus financiamientos. “Nadie está a salvo”, me dijo un investigador fundador del NIH. “El Complejo médico-científico es una industria de dos trillones de dólares”, dijo el antiguo fabricante de drogas, Dr. David Rasnick, quien ahora trabaja en los programas de nutrición relacionados al SIDA, en Pretoria, Sudáfrica. “Puedes comprar una suma tremenda de simpatizantes con todo ese dinero”.
“Tienes que solicitar, casi, una subvención por año. Y tienes que solicitar cuatro, para que te otorgue una, si no eres conocido. Yo me retiré justo a tiempo. Cualquiera que este todavía en esto, te dirá lo mismo.” Dice Strohman, de Berkeley. “Antes del estallido biotecnológico, nunca habíamos tenido esta incesante búsqueda, para producir algo “útil”, lo que en verdad significa, algo “vendible”. Todos están atrapados en esto. Préstamos, millones de dólares fluyendo de los laboratorios, se fabrican “carreras” y “estrellas”. La única manera de ser un científico exitoso hoy en día, es, siguiendo el consenso. Si vas a producir algo y ponerlo en el mercado, tú no querrás ninguna maldita sorpresa. Tienes poco tiempo para producir, y no quieres malas noticias. Ahora todo es en tiempos cortos. La Ciencia esta totalmente rendida a los intereses corporativos. Dado su poder y su dinero, va a ser muy difícil poder trabajar fuera de esto.”
Duesberg nunca ha temido desafiar al consenso, pero contrariamente a lo que muchos, en el establecimiento del SIDA nos quieren hacer creer, el esta muy lejos de ser un científico psicópata[16]. En 1997, al borde de su culminación científica en los EEUU, Duesberg, fue invitado de regreso a su Alemania nativa, a continuar su investigación en cáncer. Durante este tiempo, viajando semestralmente, entre Mannheim y Berkeley, Duesberg formulo y probó una teoría que cambia el foco de la teoría del “gen mutante”, como causa del cáncer, la cual ha reinado durante tres décadas, por una simple explicación, que revive el abandonado conducto de investigación de principios del siglo XX, la cual postula que el cáncer es causado por un malfuncionamiento cromosómico, hoy conocido como “aneuploidia”.
Harvey Bialy, el científico editor de, “Naturaleza Biotecnológica”, un periódico hermano de “Nature”, ha pasado recientemente, cuatro años escribiendo la biografía científica de Duesberg, titulada “Oncogenes, Aneuploidia y SIDA”. El libro es una historia de los papeles, artículos y cartas, que Duesberg publicó entre 1983 y 2003, y las respuestas que estos generaron. Le pregunté por qué escribió el libro. “Estoy convencido de que la aneuploidia, es el hecho inicial en carcinogénesis.” Bialy dijo, “Peter ha fundado la base genética para el cáncer. La aplicación mas inmediata de esto, será el diagnostico temprano.”
“Cuando la aneuploidia, o inestabilidad genética, o como quieras llamarle, sea reconocida, como la teoría dominante a la explicación de la génesis de cáncer, Peter Duesberg será reconocido como el principal contribuyente de la teoría”, dijo Bialy. “Quiero asegurar que sus aportes, no fueron hechos a un lado o ignorados”. Le pregunté sobre la controversia del SIDA. “El SIDA es un asunto político, y Peter quedó pegado a eso. No hay nada más para decir sobre eso.”
Bialy destacó un punto crítico: “La Ciencia es amoral, y así debe ser. No hay bien y mal, sólo correcto e incorrecto”. “Duesberg”, dijo Bialy, “es un clásico biólogo molecular. Lo único que le interesa es, probar rigurosamente, las hipótesis en duelo. Los dos pilares gemelos, el SIDA y los oncogenes, ambos están derrumbándose, a causa de las preguntas que Peter Duesberg, ha planteado.”
“La base de la espacialización es, cambiar el contenido y el numero de los cromosomas”, dijo Duesberg. “El cáncer es esencialmente una especiacialización fracasada. No es mutación. El cáncer es una “especie”. Un cáncer severo de pecho, pulmón o próstata, tiene setenta, ochenta o más, cromosomas. Son ellos los verdaderos “chicos malos” –están por fuera de nuestra especie. Pero es un tipo raro de especie, la cual, como un parasito, es mas exitoso su grupo, que el grupo de las células normales.”
Ha habido un considerable interés internacional, en las nuevas investigaciones de Duesberg[17].
En enero de 2004, dio una conferencia sobre la aneuploidia, e invito a 50 investigadores en cáncer, provenientes de todo el mundo, los cuales también habian estado trabajando conectando el tema de cáncer y la aneuploidia. Asistieron setenta, incluso de los más importantes como, Thomas Ried, el líder en el estudio de genómica en cáncer, del Instituto Nacional de Cáncer, Pert Auer, del Instituto Korolinska en Estocolmo, y Walter Giaretti, quien lidera el equivalente al NCI, en Italia.
El 31 de mayo, del último año, en medio de una considerable tensión, Duesberg fue invitado por el Instituto Nacional de Cáncer, a dar una charla sobre el NIH. En el auditorio se sentía una nerviosa tensión, mientras la gente se sentaba en sus butacas. Su charla fue sucinta, y pregnada de su característica ironía, pero las preguntas que siguieron fueron tranquilas, sin hostilidad ostensible. De cualquier manera, nada fue perdonado. Luego de la charla, mientras Duesberg conversaba con un pequeño grupo, en el podio del auditorio, Observe una mirada furiosa de un publicista del NIH -que estaba parado en la parte trasera del salón-, amonestando a un colega, un científico que había planteado una pregunta que, de algún modo, conectaba la aneuploidia con el HIV. “Tu lo iniciaste”, gruñó. “Lo estábamos llevando bien, pero tu lo iniciaste”. Como el que había hecho la pregunta trato de defenderse, un hombre que estaba parado junto con ellos, en el grupo, le dijo, -levantando la voz, intentando que su comentario se escuche en todo el salón-, “Bueno, al menos si él esta equivocado sobre este asunto, no estará matando a millones de personas”.

Kary Mullis, galardonado con el premio Nóbel, quien descubrió la revolucionaria técnica de ADN, llamada la reacción en cadena de la polimerasa, ha apoyado a Duesberg, pero se ha cansado de las guerras en el ámbito del SIDA, de los ataques políticos de otros científicos. “Mira, no hay misterio sociológico aquí”, me dijo, “Esto es sólo el rédito de la gente, la posición tomada al tipo de cosas que plantea Duesberg. Esa es la razón por la que son tan molestos. En el campo del SIDA hay una neurosis generalizada entre los científicos, pero el frenesí con el cual la gente enfocó el debate sobre el HIV, se ha apagado, porque existe basta evidencia que se ha ido acumulando lentamente, en contra de ello, les es realmente difícil lidiar con esto. Cometieron un gran error y nuca podrán repararlo. Todavía están envenenando gente.”
Duesberg piensa que más del 75% de los casos de SIDA en el Este, pueden atribuírsele a la toxicidad de la droga. El dijo que si los tratamientos tóxicos del SIDA se interrumpieran, miles de vidas podrían ser salvadas, prácticamente de la noche a la mañana.
Cuando el SIDA se trasladó a África, él acordaba con los que argumentaban que, el SIDA era mayormente entendido como un término que encubría un determinado numero de viejas enfermedades, formalmente conocidas con otros nombres, el tratamiento de las cuales generalmente, no dispone de gran ayuda internacional.
El dinero gastado en antirretrovirales, estaría mejor empleada en gastos concernientes a la sanidad y al facilitar el acceso al agua potable (ausencia por la cual, están muriendo 1,4 millones de niños por año).
Es muy tarde para salvar a gente como Joyce Ann Hafford, pero es posible que un debate abierto y honesto, sobre los riesgos que acarrean los tratamientos actuales del SIDA, y los asuntos científicos referidos al HIV, pudiera salvar otras.

NOTAS

________________________________________
[1] El test de HIV detecta huellas, nunca el virus en si mismo. Estas huellas, anticuerpos, son identificados por medio de la influencia de ciertas proteínas moleculares, que fueron limitadas a dos en 1984,cuando el primer test fue desarrollado y patentado, pero a través de los años se expandieron, incluyendo muchas proteínas que anteriormente, no habían sido asociadas con el HIV. Como muchos Americanos, Hafford creyó que, un simple “HIV positivo”, significaba que “tenia” HIV,-una segura sentencia de muerte-. Pero la mayoría de los test positivos de HIV, cuando se vuelven a testear, resultan indeterminados o negativos. En muchos casos, diferentes resultados surgen de la misma muestra de sangre, en diferentes laboratorios. Existen por lo menos, once criterios diferentes, de cuantas y que proteínas y en que densidad de bandas significan un “positivo”. El criterio más estricto (cuatro bandas) es sostenido en Australia y Francia, el menos estricto (dos bandas) en África, donde un test de HIV, no es siempre requerido, para diagnosticar el SIDA. El parámetro en EEUU es, tres bandas reactivas. Esto pone en evidencia que, una persona podría volverse HIV negativo simplemente, comprando un boleto de avión de Uganda a Australia.

[2] El Dr. Thorpe, se rehusó a hacer comentario alguno, citando el corriente asunto, de igual manera reaccionaron, el Grupo Medico de Tennessee, el Centro Medico Regional de Menphis y el Hospital de Niños St. Jude.

[3] “Nuestra misión como erradicadores del SIDA, es informar siempre y manejarnos de la manera mas profesional posible”, dijo Mark Isaac, el vicepresidente del departamento de policía.
La Fundación Elizabeth Glaser argumentó, cuando se le preguntó por el cometido: “El cuerpo entero de investigación, así como nuestra vasta experiencia, validan la seguridad y eficacia de una sola dosis de nervirapina, como una de las amplias opciones existentes, para la prevención de la transmisión del virus HIV, de madre a hijo.

[4] África, como los actuales medios masivos nunca se empeñan en mostrarlo, se ha vuelto el punto de partida de la epidemia del SIDA, la definición del SIDA en África se ha vuelto, sorprendentemente extensa y genérica, presuntamente está desarrollada como una determinación mas, en vez de mostrar una intención por consolidarla. No hay manera de compararla con las definiciones de Western. La “definicion de Bangui” del SIDA, fue formulada en la ciudad de Bangui, en l Republica Central de África, en una conferencia en 1985, ésta, no requiere ni un test de HIV ni un registro de bajo recuento de células “T”, como en el West, sólo requiere la presencia de diarrea crónica, fiebre, perdida significante de peso, astenia y otros síntomas menores. Estos también pueden ser los síntomas de una malnutrición crónica, malaria, enfermedades parasitarias y otras enfermedades comunes en África, (en 1984 la versión fue actualizada, y se sugirió el uso del test de HIV, pero en la practica era demasiado caro).De hecho cuando los test de HIV son llevados a cabo, muchas enfermedades que son endémicas en África, tales como la malaria y el TB, son reconocidas por causar falsos positivos. Entonces, la imagen estadística del SIDA en África es consecuentemente, una proyección, basada en toscas de terminaciones de HIV positivos, extraídos de muestras selectas y escasas, las cuales son extrapoladas a través del continente, usando modelos computados y suposiciones, altamente cuestionables.

[5] A la pregunta por el caso de Hafford, HIVNET 012, y la controversia de la nervirapina, Boehringer Ingelhaim argumentó el estatuto siguiente: Viramune, (nervirapina), significó una innovación en el tratamiento contra el HIV, como el primer miembro de la familia de drogas inhibidoras de la transcriptasa reversa no-nucleosídicas (NNRTI). Ahora en su año décimo de uso, Viramune ha sido usada en más de 800.000 pacientes, alrededor del mundo.

[6] El estudio fue originalmente titulado, “HIVNET 012: Una Prueba controladora por placebo, Fase III, para determinar la eficacia de AZT vía oral, y de nervirapina vía oral, para la prevención de la transmisión vertical de HIV-1 de mujeres embarazadas en Uganda, y su hijos. “Aleatorización”, significa que los participantes son azarosamente elegidos para una u otra rama del estudio, el procedimiento supone, que controla las variables que podrían afectar el resultado. Los “placebo-controladores”, son la base para la prueba de drogas, y son la única manera de saber si el tratamiento es efectivo. Las pruebas de Fase I, comprenden pequeños grupos de personas, de20 a 80, están focalizadas en evaluar la seguridad y los efectos colaterales. En las pruebas de Fase II, la droga es suministrada a una cohorte expandida, entre 100 y 200 personas, se evalúa nuevamente la seguridad y empieza a chequearse la efectividad. Las pruebas de drogas Fase III, se expanden mas allá de los miembros inscriptos, a casi más de 1000 personas, es el medio para confirmar la efectividad de una droga, monitorear los efectos colaterales y comprar el tratamiento, con otros corrientemente utilizados. Una pequeña prueba de Fase I, precedió a HIVNET 012, que estudio previamente, la seguridad de la nervirapina en mujeres embarazadas, pero también la eficacia, se llamó HIVNET 006, e inscribió a 21 mujeres embarazadas para un estudio inicial. De 22 niños nacidos, cuatro murieron. Había 20 casos de “efectos adversos graves”, registrados. El estudio también mostró que, no existía disminución en la carga viral de las madres que tomaron parte en el estudio (el requisito fundamental para la industria de las drogas en la interrupción de la transmisión de madre a hijo).

[7] Brooks Jackson se rehusó a declarar para este articulo, Laura Guay, respondió con la siguiente declaración: Las profundas evaluaciones sobre la conducción de HIVNET 012, así como los resultados y los datos recolectados, sobre las subsecuentes pruebas, también los programas PMTCT, han establecido las conclusiones a las que se arribaron en Hivnet 012, de que la nervirapina es segura y efectiva, en la prevención de la transmisión del virus de HIV de madre a hijo. Nervirapina queda así establecida, en el mundo subdesarrollado, como una de las herramientas más importantes, en la prevención de la transmisión del virus de HIV de madre a hijo, en donde existen todavía miles de millones de mujeres embarazadas afectadas, que no tienen acceso a un test de HIV, tratamiento antiretroviral, o cuidado alguno. Para muchos PMCTC con recursos limitados, nervirapina es la única opción disponible.”
Salud Familia Internacional, y el contratista de NIH, originariamente responsable por supervisar HIVNET 012 contestaron al informe de Westat, diciendo que los resultados del estudio, habían sido validados por el NIH y por el Instituto de Medicina.

[8] Smith y Luzar han estado prohibiendo al NIH, hablar con la prensa acerca de HIVNET, Luzar fue destituido por el abogado de Fishbein, por su injusto-fallo, Stephen Kohn, en diciembre de 2004, y esta justificación esta presuntamente basada en su declaración.

[9] En este punto la historia se vuelve un tanto mas complicada, ya que Fishbein apoyó a Luzar, en una denuncia de acoso sexual que hizo contra Kagan.

[10] Una investigación interna del NIH, la cual fue obtenida por la Prensa Asociada, el verano pasado, reivindicaba muchos de los asuntos de Fishbein y concluía, “es claro que DSIDA, es una institución problemática”, y en cuanto al caso de Fishbein, “es claramente un ejemplo, de un asunto mas profundo”. Kagan y Tramont no contestaron las reiteradas llamadas, para hacer algún comentario acerca del tema. En su lugar un vocero del NIH, Dr. Clifflane, dijo que la agencia apoya a HIVNET 012.

[11] AZT, la cual fue desarrollada como un agente quimioterapéutico en 1964, y luego hecha a un lado por su extrema toxicidad, es un interruptor de la cadena de ADN, lo que significa que lleva la síntesis de ADN a una detención. Es, por lo tanto, un aniquilador eficiente, de la célula, El HIV, es un retrovirus, y como tal, se reproduce insertando sus genes en el genoma de una célula, por consiguiente cuando una célula se divide, una nueva copia del virus es producida. AZT, previene la copia del HIV, matando las células “T” infectadas, desafortunadamente, mata todas la reproducciones de células, indiscriminadamente, estén o no infectadas, y rápidamente disminuirá, afectado o no, el sistema inmunológico de una persona. El fabricante de AZT, Glaxo Smith Kline, decidió no hacer comentario alguno para este artículo.

[12] HIV fue declarada como le causa probable del SIDA, en EEUU, en una conferencia de prensa del gobierno, en 1984. Se declaró que el virus había sido descubierto por un investigador del NIH, Robert Gallo. El hecho es que Gallo, no había descubierto el HTLV-III (Virus Linfotrópico III de las células Humanas “T”), como era conocido anteriormente, antes de ser registrado con el nombre memorable de HIV), ese honor pertenece propiamente a Luc Montagnier, del Instituto Pasteur, quien le había enviado a Gallo una muestra del virus.

[13] Se ha declarado que el HIV causa, de algún modo, la muerte de la célula, aun cuando no esta presente por los programados mecanismos “suicidas”. Algunos investigadores argumentan que, el HIV aprovecha ciertos receptores especiales en las células “T”, debido a una mutación genética, de la cual muchos” europeos caucazos”, carecen, pero muchos Africanos la poseen. Lo interesante es que muchos hombres homosexuales, parecen también poseer estos receptores misteriosos, así como los consumidores de drogas intravenosas, y destinatarios de transfusiones. Se argumenta también que aunque el HIV, no mata las células “T” creadas en los laboratorios, usadas para fabricar los test de SIDA, si lo hace en el cuerpo humano, de cualquier manera sólo infecta una proporción muy pequeña de ellas, típicamente un promedio de 0,1 %. El HIV, no enferma ni mata a los chimpancés, aunque su organismo produce anticuerpos. Recientemente, se difundió que el HIV, parece estar evolucionando en una forma menos dañina para el ser humano. Tal hipótesis improbable, de la ingenuidad del HIV, prolifera en el ámbito científico popular, como algo temporario sin importancia.
Rara vez las revistas aportan abundante y buena información, para este tipo de afirmación.

[14] Existe una amplia evidencia estadística y epidemiológica, que liga el crecimiento del abuso masivo de las drogas en lo 60’y los 70’, en el tiempo de la repentina aparición del SIDA, la mayoría de las personas con SIDA, con el carcoma Karposi, por ejemplo, han sido fuertes consumidores de inhaladores de nitrato, o “popper”. El caso de “super SIDA”, que fue recientemente reportado en New York, muestra como el tratamiento generó un extraordinario hábito de fuerte consumo de metanfetaminas.

[15] Pocos hoy recuerdan las controversias sobre el escorbuto y la pelagra, los cuales hasta el descubrimiento de la vitamina “C” y niacina, fueron culpadas por los institutos médicos, de misteriosos agentes infecciosos. Todos aquellos que las señalaban, aun sin saber con anticipación la causa, que los cambios de alimentación curan las dos condiciones, fueron descartados de igual manera que los que creían que la tierra era plana.

[16] Duesberg no está solo, en su disconformidad con el SIDA ortodoxo. Más de 2300 personas, mayormente médicos y científicos, incluso Nobels en química y medicina han firmado la petición del Grupo por la Reevaluación Científica de la Hipótesis de HIV-SIDA, la cual reclama una aproximación a la causalidad del SIDA más escéptica e independiente.

[17] Aun así, el Instituto Nacional de Cáncer todavía se rehúsa a invertir en él. Duesberg ha sugerido cinco grandes propuestas para estudiar la aneuplodia, y todas han sido rechazadas. Uno de los investigadores en cáncer mas influyentes del país, Bert Volgestein Clayton. Profesor de Oncologia y Patología en la Universidad Johns Hopkins, ha escrito una carta al NCI, para que reconsidere ciertas cuestiones: “Yo coincido con él, en el punto de que la aneuplodia es una parte esencial del cáncer”, escribió Volgestein. “El Dr. Duesberg, continua teniendo un fuerte impacto en su área de investigación, a través de sus cuidadosas observaciones experimentales, así como también, a través de sus reflexivas criticas sobre el tema. No hay duda de que él es un líder en el campo de la investigación”.

Teoria HASSIG:

Etiología del SIDA

A 24 años de un error histórico
“El mundo se sumergió entonces en el laberinto del HIV-SIDA.
El hilo de Ariadna sirve ahora, en todo caso, para buscar  alguna luz de esperanza”
Jaime Fiol

Cuando hace 24 años Robert Gallo y la Secretaria de Salud del Gobierno de Reagan declararon en conferencia de prensa que habían encontrado la causa del SIDA, la ciencia, como método hipotético-deductivo, entró en un peligroso laberinto.

De aceptar aquella “sugestiva” y “esperanzadora” noticia debiéramos haber esperado una rápida solución al problema del SIDA. Por supuesto que no fue asi.
Es que si  el HTLV III de Roberto Gallo, en tanto retrovirus, fuera la causa del SIDA, también diferentes tipos de retrovirus (oncovirus, lentivirus, spumavirus) provocarían diferentes tipos de citolisis y de cáncer

Si esto fuera cierto el cáncer sería contagioso.

¿Sorprende? ¿Asusta? Claro que sí. Asusta tanto como asusta a los supuestos portadores de HIV, HPV, HBV y HCV al ser  condenados a morir de SIDA, de cáncer de útero, de cirrosis y/o cáncer de hígado en cada caso.

Es que todos  los retrovirus se trasmiten por  via sanguínea, sexual, por trasmisión vertical madre-hijo y “por amamantamiento”, ¿increíble no?

El SIDA como el cáncer serían trasmisibles y contagiosos.
Dice al respecto Christiane Dosne Pasqualini y Susana Acevedo en el libro “Investigación en cáncer y citogenética” – abril 2007 – EUDEBA (Editorial Universitaria de Buenos Aires) pag. 33: …”No hay dudas de que el HTLV-I es la causa de la leucemia T del adulto. La infección con el virus es endémica en Japón, en la cuenca del Caribe, y en Africa: los portadores sanos pueden transmitir el virus a través de linfocitos infectados por transfusiones, por vía sexual o por amamantamiento. Contrariamente a lo que se pensaba en el momento de su descubrimiento este virus no induce una alta incidencia de leucemia. Se estima que un portador sano tiene menos del 1% de probabilidad de desarrollar leucemia y sólo 20 a 30 años después de la infección. Se encontró una relación causal entre HTLV-I y la paraparesia espástica tropical que es endémica en el Caribe…”
¿No parece que estuviéramos hablando de SIDA?. No, estan hablando de cáncer !!!

¿Es que Robert Gallo, uno de los especuladores científicos de laboratorio que afirman infructuosamente que el cáncer es causado por retrovirus (oncogenes), no ha querido generar el pánico global y por eso ocultó semejante cosa? ¿O simplemente sabía de antemano que su HTLV III como los otros retrovirus están siempre presentes sin causar enfermedad alguna?

En verdad, si fuera cierto que el HIV provoca SIDA, la presencia de otros retrovirus (HTLV I y II, MMTV, RadLV, RSV, Fe-LV, MPMV, etc) provocarían cáncer en humanos y en toda la escala zoológica.

¿Por qué no buscar en los pacientes traslocación bcr/abl t, inversión i(16)CBFB-MYN II, deleción del TAL 1, por nombrar algunos estudios de diagnóstico molecular por PCR/citogenética clásica/citogenética molecular (Fish)/citología de flujo?

¿Por qué les ocultamos a algunos pacientes el riesgo de portar causas de cáncer y a otros los etiquetamos ligeramente de HIV+, HPV+, HBV+, HCV+ y les decimos que no van a tener cura?

Los retrovirus se tratan con ARVs y debieran todos ser tratados y “beneficiados” por tan “extraordinarios fármacos”.

El contagio es igual en todos los casos. Debiéramos, entonces, alertar sobre el peligro de contagiarse leucemias, linfomas, cáncer de mama por trasmisión sexual, hemática y sobre todo por amamantamiento.

No se entiende que ante semejante riesgo se promueva el amamantamiento.

Todas las personas con antecedentes familiares de cáncer serían potencialmente trasmisores. También los que lo padecen o lo han padecido.

Quienes hayan recibido alguna vez una transfusión sanguinea están potencialmente infectados y debieran recibir tratamiento con ARVs

El sólo hecho de ocultar esta información que surge de “especulaciones extremas” de los equipos de investigaciones oncológicas constituye un delito por “omisión” y con esta conducta se promueve la pandemia actual de cáncer.

Si el SIDA es una enfermedad de trasmisión sexual el cáncer también lo es.

Desde ya que a pesar de todas estas especulaciones extremas de laboratorio no se avanzó un ápice en la lucha contra el cáncer por lo que todo parece constituir  un despropósito. Ni el cáncer ni el SIDA serían trasmisibles y la evidencia dice que las parejas de supuestos HIV+ y sus hijos son mayoritariamente sanos. La evidencia dice que las estadísticas a futuro no se dieron y que en La Argentina solamente hay menos de 30.000 casos etiquetados HIV+ en 25 años. De estos sólo fallecieron el 15% y no se sabe por qué motivo. Sí se sabe que la drogadicción via endovenosa introduciendo via sanguínea “elementos” no esterilizados colonizan en cerebro y en otros órganos parásitos, gérmenes y virus que ante cualquier causa de inmunosupresión desencadenan las enfermedades relacionadas con el SIDA. (toxoplasmosis, criptococosis, candidiasis, linfomas de células T, tuberculosis) La evidencia indica que la “depresión crónica” provoca inmunosupresión. Todos estos factores, independientemente de la presencia del HIV, provocan SIDA. Las evidencias indican que algunas conductas sexuales reiteradas y  factores tóxicos nutricionales provocan SIDA “per se”. Las evidencias muestran que los pacientes tratados con inmunosupresores generan SIDA. En todos los caso sin la presencia de HIV.

Del laberinto en el que nos introdujeron aquel 23 de abril de 1984 Robert Gallo y Margaret Heckler es casi imposible salir. Si Teseo tuvo la ayuda de Ariadna que le tendió el hilo, es evidente, a 24 años de aquella irresponsable conferencia de prensa, que la ciencia no encuentra a su Ariadna e irremediablemente ha quedado a merced del Minotauro, sin esperanza, inerte, condenada a una muerte lenta y dolorosa. Que Dios nos ilumine.

Jaime Fiol –Investigador independiente en cáncer y SIDA
Buenos Aires – República Argentina – abril/2008

——————————————————————

“UNA CRETINA LLAMADA ELISA” Por Carol Ann Figueroa

7 Responses to “Sida”


  1. 1 Abran sus ojos enero 23, 2009 en 12:59 am

    ES INADMISIBLE QUE SE PRETENDA SEGUIR CONFUNDIENDO Y ENGAÑANDO A LOS CIUDADANOS DEL MUNDO CON ESTA ESTAFA QUE NOMBRARON VIH O HIV.
    ES TAN GRANDE LA FALTA DE TRANSPARENCIA, SON TANTAS LAS IRREGULARIDADES, QUE EN ESTE PUNTO SE HACE ALGO BOCHORNOSO EL SEGUIR NEGANDO LA REALIDAD SOBRE ESTA ESTAFA DE LA EXISTENCIA DEL FALSO VIRUS.
    ¿COMO ES POSIBLE QUE HASTA LA FECHA DE LA PRESENTACION OFICIAL DEL FALSO VIH, JAMAS SE HABIA PUBLICADO NINGUN ARTICULO SOBRE LAS INVESTIGACIONES QUE SE ESTABAN REALIZANDO?
    ME REFIERO A QUE NO SE PUBLICARON TANTO EN MEDIOS CIENTIFICOS (COMO POR EJEMPLO LA REVISTA VIROLOGY), ASI COMO EN MEDIOS PUBLICOS DESTINADOS A LOS CIUDADANOS DEL MUNDO.
    ENCONTRAMOS AL MISMO LUC MONTAGNIER ADMITIENDO QUE JAMAS AISLO EL FALSO VIH.
    ESTA CONFESION LA RALIZO ANTE EL INVESTIGADOR FRANCES DJAMEL TAHI, LUC MONTAGNIER, INCLUSIVE, ADMITIO QUE ROBERT GALLO TAMPOCO LO HA AISLADO…
    ESTA ENTREVISTA LLEVADA A CABO EN EL INSTITUTO PASTEUR DE PARIS Y QUE FORMA PARTE DEL DOCUMENTAL “SIDA, LA DUDA”, FUE CENSURADA DE TODAS LAS MANERAS POSIBLES.
    AHORA GRACIAS A LA CASI IMPOSIBLE DE CENSURAR INTERNET, ESTA DISPONIBLE.
    ENCONTRAMOS MAS ALEVOSAS IRREGULARIDADES:
    ROBERT GALLO FUE CONDENANDO POR EL SENADO NORTEAMERICANO POR MALA CONDUCTA PROFESIONAL Y EXPULSADO DE LA ENTIDAD OFICIAL PARA LA QUE TRABAJABA, ACTUALMENTE TRABAJA EN UNA ENTIDAD PRIVADA QUE FUE CREADA POR CONOCIDOS LABORATORIOS…
    EL PROSPECTO DEL FABRICANTE DE LOS TEST ELISA, USADOS PARA EL DIAGNOSTICO DEL HIV, ADVIERTE CLARAMENTE QUE NO DEBE USARSE PARA EL DIAGNOSTICO DE VIH YA QUE NO HAY NINGUN STANDARD PARA DETECTAR ANTICUERPOS ATRIBUIDOS A LOS FALSOS HIV-1 Y HIV-2…
    EL TEST WESTERN BLOT ES TOTALMENTE FALSO, POR EJEMPLO, LA MISMA PERSONA QUE ES SEROPOSITIVA EN AFRICA, NO ES POSITIVA EN EL REINO UNIDO, SI, EL MISMO TEST APICADO EN PAISES DIFERENTES DA RESULTADOS TOTALMENTE DIFERENTES, TAN DIFERENTES COMO PARA DIAGNOSTICAR A LA MISMA PERSONA COMO “VIH POSITIVA” O COMO “NO POSITIVA”.
    DE PASO ENCONTRAMOS OTRA IRREGULARIDAD:
    LOS MODELOS PRESENTADOS DE VIH-1 Y VIH-2 SON INCOMPATIBLES ENTRE SI…
    ENCONTRAMOS CENSURAS DE TODO TIPO:
    EL DIARIO 16 DE ESPAÑA, BAJO LA DIRECCION DE JUAN TOMAS DE SALAS, PUBLICO EN EL AÑO 1997, EN PRIMERA PLANA, LA INFORMACION COMPLETA DE LAS PRUEBAS DE NO AISLAMIENTO DEMOSTRADAS POR EL EMINENTE CIENTIFICO STEFAN LANKA. LUEGO DE ESTE HECHO, EL SEÑOR JUAN TOMAS DE SALAS FUE FORZADO A RENUNCIAR…
    TAMBIEN ENCONTRAMOS PRUEBAS EN EL AMBITO JUDICIAL, COMO LAS DEL JUICIO DE LA CIUDAD DE GOTTINGEN, EN ALEMANIA, DONDE SE ACUSABA AL MEDICO ALEMAN GUNTHER EKKART DE NO HABER CONTROLADO SI ESTABAN CONTAMINADOS CON EL FALSO VIH LOS DEPOSITOS DE SANGRE DE LA EMPRESA HAEMOPLAS.
    AL MEDICO GUNTHER EKKART SE LO ACUSABA DE 14 ASESINATOS Y 5800 INTENTOS DE ASESINATO.
    EL CIENTIFICO STEFAN LANKA SE PRESENTO DE IMPREVISTO ANTE EL TRIBUNAL PARA DECLARAR BAJO JURAMENTO QUE EL VIH NO EXISTE Y DESAFIO AL TRIBUNAL A QUE ENCONTRARA A TODO LOS CIENTIFICOS OFICIALES POSIBLES PARA QUE SE PRESENTEN ANTE EL TRIBUNAL Y ANTE EL MISMO A PRESENTAR LAS PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DEL VIH.
    EL TRIBUNAL NO LOGRO ENCONTRAR EN TODO EL MUNDO A NINGUN CIENTIFICO DISPUESTO A PRESENTARSE ANTE EL TRIBUNAL A TESTIFICAR BAJO JURAMENTO Y DEMOSTRAR MEDIANTE PRUEBAS QUE EL VIH EXISTE…
    EL MEDICO FUE ABSUELTO DE TODOS LOS CARGOS PORQUE AL NO PODERSE DEMOSTRAR LA EXISTENCIA DEL CUERPO DEL DELITO (VIH) NO PODIA DEMOSTRARSE DELITO ALGUNO…
    ES EXCELENTE QUE GRACIAS A QUE INTERNET, QUE HA SIDO EL UNICO MEDIO QUE NO HAN PODIDO CENSURAR, SE COMIENCE A DESCUBRIR LOS HECHOS DE ESTA VERGONZOSA ESTAFA.

  2. 2 Abran sus ojos enero 23, 2009 en 4:34 pm

    UNA OBSERVACION MAS SOBRE LUC MONTAGNIER Y SU RECIENTE CORRUPTO PREMIO NOBEL.
    PARA TENER UNA IDEA DE HASTA DONDE LLEGA EL ALEVOSO ENGAÑO, ES IMPORTANTE NOMBRAR QUE HAN LOGRADO COMPROBAR QUE LOS MIEMBROS QUE HAN OTORGADO EL PREMIO NOBEL DE MEDICINA AL ALEMAN HARALD ZUR HAUSEN (POR SUS SUPUESTAS INVESTIGACIONES EN EL SUPUESTO VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO), POSEEN ESTRECHA RELACION LABORAL CON EL LABORATORIO ASTRAZENECA, ENCARGADO DE FABRICAR Y COMERCIALIZAR LAS 2 SUPUESTAS VACUNAS CONTRA EL SUPUESTO VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (HPV), Y OBVIAMENTE, POR DEMAS BENEFICIADO CON LA PREMIACION DE ZUR HAUSEN…
    TANTO EL PRESIDENTE DEL COMITE QUE ENTREGO EL PREMIO NOBEL (BERTIL FREDHOLM), COMO EL MIEMBRO BO ANGELIN HAN ADMITIDO SU RELACION LABORAL CON EL GIGANTE FARMACEUTICO BENEFICIADO.
    ACTUALMENTE ESTAN SIENDO INVESTIGADOS POR CORRUPCION LOS JURADOS QUE OTORGARON LOS ULTIMOS PREMIOS NOBEL DE FISICA Y QUIMICA…
    ABRAN SUS OJOS, ESTAN SIENDO ENGAÑADOS ALEVOSAMENTE.

  3. 3 Colaborador Alexander Russell junio 29, 2009 en 11:41 am

    100.000 dólares de recompensa por el VIH

    «…después de todo, los elementos infecciosos son los únicos criterios clínicamente aceptables para caracterizar un patógeno de naturaleza viral »
    Peter Duesberg y Harvey Bialy (Nature, 375, 1995, p. 197)

    Mantengo mi oferta de una recompensa de 100.000 dólares para la primera persona que proporcione la prueba fotográfica de la existencia del VIH.

    No existe ninguna prueba de la existencia del VIH, pretendido retrovirus sexualmente transmisible. Esto es confirmado por las cifras publicadas por el Laboratorio de Salud Pública de Gran Bretaña. Es simplemente imposible que un virus se confine durante veinte años a los dos solos grupos de riesgo definidos desde el principio: los homosexuales masculinos y los consumidores de drogas.

    No existe “epidemia VIH/SIDA” en Gran Bretaña, ni en otra parte de Europa, ni en los Estados Unidos, y no existirá nunca. En Europa del Este y Ucrania, no se habla de epidemia de SIDA sino de una epidemia de drogas recreativas. Son estas drogas las que desencadenan la formación de sustancias endógenas incorrectamente etiquetadas “VIH”. Son los productos químicos contenido en la cocaína y las otras drogas recreativas, y no el supuesto VIH, los que hacen que la gente se vea convertida en seropositiva.

    La cocaína se comporta in vivo como un mitogénico, exactamente de la misma manera que otras sustancias de origen vegetal que tienen un efecto mitógeno en los cultivos de células “in vitro”. Los experimentos mostraron que cuando se añade la cocaína a cultivos celulares, estas células se activan y presentan una respuesta mitógena típica.

    Este efecto es especialmente potente para la cocaína, pero hay que añadirle la panoplia de drogas recreativas a la cual se dedican muchos homosexuales masculinos, y no sorprenderá, por tanto, que sus células, mantenidas constantemente en estado de excitación, permitieran a las pruebas referentes a la presencia de un supuesto VIH utilizar una u otra sustancia endógena.

    A subrayar: Ningún estudio pretende haber puesto de manifiesto que un retrovirus sea transmisible por vía sexual en los animales. ¿Por qué milagro el VIH constituiría una excepción a esta norma?

    No hay “epidemia de SIDA causada por el VIH” en Sudáfrica, y no hay víctimas de tal enfermedad. Según recientes informes que citaban las estadísticas nacionales, la esperanza de vida en Sudáfrica aumentó en nueve años durante el período en la cual la epidemia del SIDA supuestamente ha prevalecido; el porcentaje anual de muerte sin distinción de causas (incluido el SIDA), sigue siendo inferior al 1%; la mortalidad infantil no aumentó durante los 20 últimos años, y la población aumenta al sólido porcentaje del 3% anual. Lo que rebautizado como “SIDA” sirvió, con mucho cinismo, para ganar muchísimo dinero, no es en realidad más que una epidemia planetaria de consumo de drogas recreativas y de enfermedades que afectan al llamado Tercer Mundo, como la tuberculosis y el paludismo.

    Hans Gelderblom, del Instituto Robert Koch de Berlín, es uno de los autores del primer artículo, aparecido en Virology de marzo de 1997, que pone de manifiesto que el pretendido “VIH purificado” no es realmente más que una acumulación de “microvesículas purificadas”. Lo que se suponía ser el “VIH purificado” es solamente un montón de vesículas, es decir, transportadores de proteínas celulares. El VIH imaginario no es más que una colección de microvesículas de origen endógeno y proteínas celulares (que, por otra parte, no parecen nunca aglomerarse para formar partículas, lo que conduce a preguntarse cómo podían por lo tanto tener un carácter infeccioso). Nunca, en ningún fluido corporal frescamente extraído (incluido sangre, esperma, etc.) se llegó a ver algunas partículas virales del VIH que no estén mezcladas a sustancias celulares. No se probó nunca que el VIH sea un retrovirus sexualmente transmisible. Hasta ahora, no existe ninguna imagen obtenida por microscopio electrónico de partículas de VIH aisladas, purificadas y condensadas obtenidas de muestras de fluido corporal recientemente extraídas.

    Lo que presentan los que defienden el punto de vista oficial no es otra cosa que artefactos producidos por clones fabricados en laboratorio, clones que declaran simplemente ser similares a los que se encuentra en la naturaleza.
    Es necesario acordarse un punto esencial: nunca, absolutamente nunca, se ha podido aislar la menor partícula de VIH infecciosos en el esperma. Decir que las relaciones sexuales por vía anal pueden transmitir el VIH es una afirmación que no se basa en ninguna base científica y constituye un absurdo revelador de homofobia. El SIDA no es una enfermedad de transmisión sexual.

    Los mismos que habían enunciado las normas que deben seguirse imperativamente para demostrar la existencia de un retrovirus, violan alegremente estas normas cuando se trata del VIH. Nadie ha obtenido partículas de VIH puras y no portadoras de contaminantes. Nadie fue capaz de obtener una secuencia completa de ARN (o de su transcripción en ADN) del VIH.

    Los factores de stress inmunológicos que comporta la vida de homosexuales muy activos (uso de drogas recreativas, antibióticos, otros medicamentos, vacunas contra la gripe, enfermedades de transmisión sexual no tratadas, alcoholismo, etc.) pueden tener como efecto que un gran número de ellos den positivo a los tests del VIH. Todos los kits de esos tests llevan prospectos en los que los fabricantes afirman que no deben ni pueden utilizarse para diagnosticar “infección por VIH”.

    Estoy tan convencido de que no existe ninguna fotografía obtenida por microscopia electrónica (respetando estrictamente metodología de Étienne de Harven) que pruebe la existencia del VIH, que ofrezco la suma de 100.000 dólares a la primera persona que presente tal fotografía, quedando entendido que ésta deberá haber sido obtenida en condiciones rigurosas. Que no se me hable de “marcadores de la actividad viral” que, en el mejor de los casos, puede indicar lo que se desee.

    Quiero la prueba visual de una gran cantidad de partículas virales infecciosas, activas, teniendo una forma claramente definida, recuperada en una muestra de fluido corporal fresca y no contaminada por otros tipos de células, como las CEM ó H9 cancerosas. Así como Peter Duesberg y Harvey Bialy lo escribieron en la revista Nature, “… después de todo, los elementos infecciosos son los únicos criterios clínicamente aceptables para caracterizar un patógeno de carácter viral” (Nature, 375,1995, p. 197). Una vez más, parafraseando a Peter Duesberg, un pretendido “virus” que es inactivo no puede ser la causa de nada.

    Las normas que deben aplicarse para aislar el VIH de acuerdo con la metodología de Étienne de Harven son las siguientes:

    1. Sólo puede utilizarse el plasma obtenido por centrifugación de sangre completa y fresca. Con el fin de descartar el riesgo de ver “partículas virales” que podrían no ser más que simples artefactos de cultivo celular, no se utilizará sustancia alguna procedente de cultivos celulares.

    2. El plasma sanguíneo deberá proceder de personas que presenten una “elevada carga viral” en una prueba reciente. Deberá proporcionarse las referencias de esta prueba (fecha y resultado, es decir, la “cantidad de ADN de VIH” encontrada), obviamente sin revelar la identidad o de los donantes con el fin de respetar la confidencialidad.

    3. El donante no deberá estar bajo tratamiento con inhibidores de proteasa, AZT u otros “medicamentos antivirales”.

    4. Solamente podrá utilizarse una solución heparinizada de Ringer frío para diluir el plasma (es decir, al 50%).

    5. El plasma diluido en primer lugar será filtrado por aspiración-filtración a través de una membrana de 0.6 miliporo. Este primer filtrado obtenido se filtrará a su vez a través de una membrana de 0.22 miliporo y se someterá el resultado obtenido (segundo filtrado) a ultracentrifugado.

    6. La centrifugación se hará a 30.000 g durante una duración de dos horas. El casquillo obtenido (probablemente de pequeña importancia) se fijará con el glutaraldehído y ácido ósmico; luego será cuidadosamente tomado e incorporado en una resina epoxy siguiendo los procedimientos habituales en microscopia electrónica.

    7. Las fotografías del microscopio electrónico deberán tomarse a una ampliación de al menos 19.500 veces, y deberán ser como la presentada en la figura 1 con respecto a la forma y al tamaño de las partículas, bajo la reserva fundamental que sigue: Se supone que el VIH es un lentivirus que posee un núcleo denso de forma troncónica. Un corte ultrafino de lentivirus aglomerados de manera aleatoria debe inevitablemente implicar una serie de partículas divididas de tal manera que, en unas, su núcleo se verá en el sentido de la longitud, mientras que en otras será visto desde encima, todo ello apareciendo como una mezcla de núcleos densos de forma a veces circular y a veces alargada. Se considerará que toda fotografía que no muestre claramente tal característica, no representa el lentivirus VIH.

    8. El presente reto se lanza a todo científico cualificado, a todo estudiante en microbiología y a todo técnico de laboratorio que posea los conocimientos técnicos y el material de laboratorio necesarios para realizar las operaciones requeridas.

    Las fotografías, acompañadas con todos los detalles de la metodología seguida y con un resumen de las cualificaciones del autor, deberán enviárseme a
    alex@lalage52.freeserve.co.uk

    Alexander Russell

    NOTA. El profesor Emérito de Patología de la Universidad de Toronto, Étienne de Harven, a lo largo de su carrera de 25 años en el Sloan Kettering Institute de Nueva York y de 13 años en la Universidad de Toronto, dedicó la parte fundamental de sus trabajos al estudio por microscopia electrónica de la estructura de los retrovirus.

  4. 4 Olivier marzo 4, 2010 en 1:04 pm

    Estamos frente a otro de los tantos fraudes perversos de la “Ciencia”, como de manera incansable y valiente lo expone el Sr. Stefan Lanka.

    Luc Montagnier se beneficia constantemente con el fraude, pero no puede ocultar semejante embaucamiento con sus constantes afirmaciones, tales como:

    “No he aislado el VIH”

    o la reciente afirmación donde relativiza y minimiza totalmente al no existente “VIH” con las siguientes palabras:

    “Podemos estar expuestos al “VIH” muchas veces sin ser INFECTADOS crónicamente.
    Nuestro sistema inmune nos LIBRARA del Virus dentro de POCAS SEMANAS, si es que se posee un buen sistema inmune”

    Observamos aquí otra prueba irrefrutable del fraude del inexistente “VIH”.
    Pueden verificarlo viendo el momento en el cual Luc Montagnier realiza la declaración (entre 2:20 y 2:30) del siguiente video que tiene una duración total de 2:45.

    http://www.houseofnumbers.com

    Sin duda, otro serio llamado de atención para toda persona embaucada por las fuentes oficiales.

  5. 5 Loris enero 11, 2011 en 3:56 pm

    Les dejo la cura y más información…

    S.I.D.A.:CURACIÓN => http://www.corsarioblanco.com.ar/sida/03.htm

    El SIDA SE CURA => http://www.corsarioblanco.com.ar/sida/sida.htm

    Saludos

  6. 6 heel spur treatment agosto 23, 2012 en 6:11 am

    Hello there, thank you for an incredibly useful article, I will not as a rule
    post remarks but valued your blog post therefore , decided I’d personally say thanks for your time ~ Eloise


  1. 1 Teoría oficial del HIV-SIDA: ¿Farsa o realidad? | Comunicacion Popular Trackback en noviembre 1, 2011 en 10:33 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




julio 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: